18 de enero: Se cumplen dos años del asesinato de Fernando Báez Sosa

Un 18 de enero, pero del año 2020, en horas de la madrugada el joven Fernando Báez Sosa era brutalmente asesinado a golpes por un grupo de rugbiers.

Este joven fue asesinado a golpes de puño y patadas a la salida del boliche Le brique por un grupo de diez amigos, varios de ellos jugadores de rugby del Club Náutico Arsenal Zárate, que tenían entre 18 y 20 años.

El mismo día del crimen, hubo una multitudinaria marcha al Congreso reclamó justicia para Báez Sosa, quien pasaba en Villa Gesell sus primeras vacaciones.

El crimen causa conmoción y puso en discusión la seguidilla de hechos violentos que protagonizan jugadores de rugby en la vía pública, así como la formación que se da en los clubes. Ocho de los acusados por el asesinato continúan detenidos a la espera de juicio.

Luciano Pertossi, de 20 años; Ciro Pertossi, de 21; Lucas Pertossi, de 22; Ayrton Viollaz, de 22; Máximo Thomsen, de 22; Enzo Comelli, de 21; Matías Benicelli, de 21, y Blas Cinalli, de 20, son los ocho acusados de homicidio doblemente agravado por su comisión por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas en concurso ideal con el delito de lesiones leves.

Las pruebas más importantes del caso dejan en evidencia el accionar del muchacho (Thomsen) que tenía 20 años durante el ataque: además de los testigos que lo señalan, las cámaras de seguridad de la zona captaron el momento en el que arremetió contra el estudiante de Abogacía y lo termina ejecutando con una patada en la cabeza. “Lo agarraba del pelo y le daba patadas”, detalló un testigo clave.

Este hecho sucedido en Villa Gesell marcó una pauta para la seguridad y el control en la costa en la temporada de verano.

La fecha establecida para el juicio marca recién enero 2023, y hasta ese momento los ocho acusados estarán recluidos preventivamente.

El suceso conmocionó al país, y sus allegados, familia, amigos, y la sociedad están a la espera de que haya justicia.

Al cumplirse otro año del trágico asesinato, Graciela y Silvino, los padres de Fernando, convocaron para esta tarde un acto interreligioso en la mencionada ciudad balnearia, frente al boliche Le Brique, donde sucedió la brutal golpiza por la cual al estudiante de abogacía le quitaron la vida, donde se pedirá “por la paz, la justicia y contra la violencia”.

Deja una respuesta