5 de Abril: Se cumplen 28 años de la muerte de Kurt Cobain

Un día como hoy, pero del año 1994, se suicidaba el cantante de la exitosísima banda de rock estadounidense, Nirvana.

Si bien el episodio sucedió el 5 de abril, su cuerpo inerte fue hallado 72 horas más tarde de haberse suicidado de un escopetazo en su casa de Seattle.

Durante los últimos años de su vida, Cobain luchó con depresión, enfermedad y adicción a la heroína.

El cantante también tenía dificultad para sobrellevar su fama e imagen pública, las presiones profesionales y personales en su vida y de su esposa, la cantautora Courtney Love.

El 8 de abril de 1994, Cobain fue encontrado muerto en su casa en Seattle, a causa de una herida autoinfligida en la cabeza por una escopeta tres días antes. ​ Las circunstancias de su muerte, a los veintisiete años de edad, se han convertido en un tema de fascinación pública y debate.

Lo que se sabe es que Kurt Cobain se atrincheró en una habitación sobre el garaje de su casa en Seattle. Colocó un taburete contra la puerta y se encerró a escribir una carta de despedida. Se había quitado ya su gorra de cazador, que usaba para que la gente no lo reconociera.

Cobain sacó entonces de una caja de tabaco Tom Moore su parafernalia de drogas y se inyectó tres dosis de heroína.

Cabe destacar que además de los estupefacientes, Cobain también bebido cerveza y fumado cigarrillos.

En su estudiado acto, el músico colocó en el suelo dos toallas, sacó su billetera y dejó a la vista su licencia de conducir para que pudieran constatar su identidad. Se acomodó en el piso y apoyó sobre el pecho su escopeta calibre 20. El cañón apuntaba directo a su barbilla. Con el pulgar jaló el gatillo.

“Es mejor quemarse que desvanecerse”, se leía en su nota suicida, escrita en tinta roja y dedicada a Boddha, su amigo imaginario de la infancia. La frase fue tomada de la canción de Neil Young “Hey Hey My My”.

Deja una respuesta