Adicción al celular ¿Qué es la nomofobia?

¿Salís de tu casa sin teléfono y corrés a buscarlo? ¿Lo dejás prendido toda la noche cerca de la cama? ¿Te desesperás por encontrar un cargador para enchufarlo cuando se queda sin batería? Estás en problemas, ya que es muy probable que padezcas adicción a tu teléfono inteligente.


¿Qué es la nomofobia?
Se conoce con este término al miedo irracional que llega a sentir una persona cuando sale de su casa sin el celular. Es una verdadera fobia que genera obsesiones relacionadas al uso y abuso del teléfono. Por ejemplo la necesidad de tener cargado el celular en todo momento y lugar, o abandonar rápidamente aquellos espacios que no tengan acceso a internet para conectarse.

Aunque parezcan normales estas situaciones que se dan en amplio número de individuos, lo cierto es que tales comportamientos se convierten en un grave problema cuando condicionan la cotidianidad de la persona y la abstraen de las tareas diarias o de interacción real con otros.

Aún hoy la nomofobia no es considerada un trastorno del comportamiento o una patología, sin embargo es indudable que estamos ante la consecuencia de una adicción al uso descontrolado del celular. Esta produce una dependencia absoluta, que deviene en problemas de autoestima y de relaciones interpersonales. Es más, está demostrado que la inseguridad personal es la causa más común de nomofobia.

Síntomas de la nomofobia
Si te identificás con señales tales como no poder completar tus tareas diarias sin revisar el teléfono o tener el aparato imantado a tu mano -podría decirse que ya es una prolongación de tu propio brazo- llevándolo al baño, a la habitación, a ducharte o a cocinar. Ante estas situaciones es importante que consideres padecer una adicción al celular.

Además podés evidenciar síntomas como:

>Falta total de atención a lo que pasa a tu alrededor

>Insomnio y trastornos del sueño
>Angustia cuando no estás inmerso en el teléfono
>Palpitaciones
>Sensación de ahogo
>Desesperación por saber si alguien te escribió o si hay notificaciones nuevas
>Uso del celular permanentemente y cada tantos minutos
>Dificultad para relacionarte con los demás

¿Cómo tratar la nomofobia?

*Eliminá aplicaciones de redes sociales y solo dejá en el teléfono aquellas que te sirven para comunicarte con los demás para cuestiones específicas

*Durante el día dejá el teléfono en algún lugar de la casa en donde no estés, por ejemplo si vas a cocinar dejalo en la habitación
Salí sin el teléfono a aquellas actividades diarias cerca de tu casa como comprar en el mercado o sacar la basura

*Establecé horarios de uso priorizando aquellos en que necesites comunicarte o trabajar

*Ponete límites de uso y limitá a aquellas personas que te escriban a cualquier hora por cuestiones triviales

*Buscá realizar actividades “reales”, encontrate con gente de carne y hueso, da una vuelta por el barrio sin el celular

*Si tenés una encuentro de amigos, proponeles dejar los celulares todos juntos en el centro de la mesa, boca abajo y silenciados, el reto será olvidarse de los aparatos durante un buen rato mientras comparten experiencias que salgan de la memoria y no de las redes

*Apagá el celular antes de acostarte en la noche

Si estos pequeños consejos se te hacen muy difíciles de realizar por tu cuenta será necesario que busques ayuda profesional en un Psicólogo/a. Será de gran ayuda que alguien capacitado te acompañe en el proceso de abandonar tu adicción, ya que estos comportamientos obsesivos pueden causarte serios trastornos de ansiedad. No subestimes las consecuencias negativas de la nomofobia.

Portal de Psicología

Deja una respuesta