https://i.ibb.co/2k5xyxG/GOB-SALTA-Vacunacion-COVID-OCT21-FOTOS-banner-940x100.gif

Advierten a Mauricio Macri que debe cumplir con el aislamiento al regresar de Europa

Se afirmó a través del gabinete bonaerense, y es obligatorio para prevenir la circulación de la variante Delta.


El ex presidente Mauricio Macri viajó el último jueves a Europa junto a su esposa Juliana Awada y recibió algunas críticas del oficialismo que le pidió “dar el ejemplo” en momentos en los que el gobierno intenta retrasar la circulación comunitaria de la variante Delta en el marco de la pandemia del coronavirus. En el viejo continente esta peligrosa cepa de alta contagiosidad obligó a varios países a regresar a las restricciones estrictas y los expertos epidemiólogos consideran que es inevitable su llegada a la Argentina pero, para demorar ese escenario, restringió el ingreso de viajeros a 600 cupos diarios, canceló varios vuelos y estableció nuevas normas para los arribos al país.

La provincia de Buenos Aires estableció en paralelo un sistema de aislamiento obligatorio en hoteles para recién llegados del extranjero y el líder de Juntos por el Cambio, con domicilio en la localidad de Acassuso, debería acatar la normativa. Así lo explicó la ministra de Gobierno de la provincia de Buenos Aires, Teresa García, esta mañana en declaraciones a radio La Red: “Macri, el ciudadano, va a tener que hacer el aislamiento en hoteles como cualquier otro cuando vuelva”.

La ministra bonaerense le advirtió al fundador del PRO: “Señor Macri, usted tiene 5 hoteles para elegir, va a tener que aislarse en un hotel como cualquiera que se fue de vacaciones”.

La medida a la que refiere Teresa García se implementará desde mañana para los bonaerenses que ingresen al país desde el exterior. Deberán hacer un aislamiento obligatorio durante cuatro días en un hotel, con costo a cargo de la viajante y, luego, completar el período de siete días en su domicilio. De no cumplir, se denunciará penalmente y se aplicará multas de más de cuatro millones de pesos.

Así lo anunciaron la semana pasada en conferencia de prensa en La Plata el gobernador Axel Kicillof; su jefe de Gabinete, Carlos Bianco; y el viceministro de Salud, Nicolás Kreplak. El mandatario bonaerense explicó la decisión ante la necesidad de retrasar lo más posible el ingreso de la variante Delta de coronavirus al país, para que “el esfuerzo” que se está haciendo “no vuele por los aires”.

“Se trata de una cuestión de consciencia y solidaridad. Son medidas de cuidado y prevención razonables”, dijo al defender la medida de restringir a 600 personas el ingreso de argentinos que provienen del exterior y rechazó las críticas en ese sentido de “los que militan los contagios y la falta de cuidado, y luego se rasgan las vestiduras” ante el aumento de los casos. “No se trata de molestar sino de cuidar a la gente”, remarcó Kicillof.

Deja una respuesta