Anonymous filtró datos de soldados rusos y hackeó cámaras de seguridad en Kremlin

Anonymous, el grupo de activistas informáticos declaró la guerra cibernética en contra del gobierno de Vladímir Putin desde el inicio del conflicto bélico contra Ucrania, pero no fue hasta los últimos días que atacó con la publicación de “datos personales de 120.000 soldados rusos que luchan” por Rusia.

“Todos los soldados que participan en la invasión de Ucrania deben ser sometidos a un tribunal de crímenes de guerra”, había publicado Anonymous en su cuenta de Twitter.

“Señor Putin, la invasión en curso de Ucrania demostró que su régimen no respeta los derechos humanos ni la autodeterminación de sus vecinos”, sostuvo entonces el colectivo de ciberactivistas.

“Pronto sentirán toda la ira de los hackers del mundo”, había concluido.

Además, ayer parecen haber conseguido entrar en los sistemas de videovigilancia del gobierno ruso, según lo informaron desde una de las cuentas de comunidad de hacktivistas a través de su perfil de Twitter.

La publicación muestra un vídeo donde se retransmite contenido supuestamente grabado por las cámaras de seguridad presentes en las instalaciones del Kremlin, y con una cita de uno de los hackers que dice: “No nos detendremos hasta que revelemos todos sus secretos. No podrán detenernos. Ahora estamos dentro del castillo, Kremlin”.

Al cierre de esta nota, ninguna de las autoridades del gobierno liderado por el presidente Vladimir Putin había confirmado o desmentido la versión. La iniciativa es otra de las represalias del grupo de piratas informáticos contra objetivos rusos, en respuesta a la invasión militar a Ucrania, iniciada a finales de febrero de 2022.

Deja una respuesta