https://i.ibb.co/2k5xyxG/GOB-SALTA-Vacunacion-COVID-OCT21-FOTOS-banner-940x100.gif

Ansiedad de alta funcionalidad: 7 Síntomas para detectarla

La ansiedad es uno de los problemas más presentes en nuestra sociedad actual. ¿Qué es la ansiedad de alta funcionalidad y cómo nos puede afectar? Descubre cómo trabajar para combatirla.


Una persona con ansiedad de alta funcionalidad puede parecer a los ojos de los demás la viva imagen del éxito. Estas personas suelen dar la apariencia de perfección ante sus tareas y todo lo que los rodea, pero por dentro viven repletos de una ansiedad que les dificulta estar en el aquí y el ahora y disfrutar de los diferentes aspectos de la vida.

Las personas que viven con ansiedad de alta funcionalidad suelen decir a todo que sí y les cuesta mucho fallar ante sus promesas. De esta forma, su agenda siempre está ocupada por una gran cantidad de actividades que intentan hacer siempre lo mejor posible.

¿Qué es la ansiedad de alta funcionalidad?
A pesar de que aún no ha sido reconocida como una enfermedad mental en sí, la ansiedad de alta funcionalidad se trata de una condición que podemos ver en muchas personas de nuestra sociedad. La razón de que no se considere un diagnóstico dentro de la salud mental es precisamente que aquellos que la padecen pueden funcionar relativamente bien en su día a día.

Aunque por fuera la persona parezca que puede controlar la situación, la realidad es que por dentro normalmente les mueve una lucha interna contra la ansiedad. Esta puede provenir del miedo al fracaso o el temor a decepcionar a los demás.

Características de la ansiedad de alto funcionalidad
Debajo del éxito que se ve desde la superficie, estas personas suelen estar luchando para intentar superar la ansiedad que llevan por dentro. De esta forma, las personas que sufren de ansiedad de alta funcionalidad pueden experimentar lo siguiente.

1. Hábitos nerviosos
Los nervios que tienen por dentro debido a la ansiedad de alta funcionalidad les hacen parecer personas que no pueden dejar de moverse. Por lo tanto, estas personas suelen estar todo el rato tocándose el cabello, crujiéndose los dedos o mordiéndose los labios.

2. Necesidad de repetición
Para calmar la ansiedad que lleva por dentro, las personas que la sufren suelen intentar hacer cosas repetitivas para tranquilizarse. Por ejemplo pueden contar escaleras o mecerse hacia adelante y hacia atrás.

3. Pensar demasiado
Otra de las características que suelen presentar las personas con una ansiedad de alta funcionalidad es que estas tienden a pensar muy rápido y demasiado. De esta forma, su cabeza parece incontrolable y los pensamientos negativos son los que suelen tomar el control.

4. Procrastinación
A pesar de que son personas que suelen cumplir con todo, la realidad es que la procrastinación es otra de las características que suelen compartir los afectados por la ansiedad de alta funcionalidad. La razón de ello es que se llenan de tantas tareas que al final suelen estresarse y necesiten relajarse para poder abordarlas.

5. Rumia y tendencia a obsesionarse con lo negativo
En muchas ocasiones estas personas suelen obsesionarse con aquello que es negativo debido a la rumiación y a la tendencia a pensar demasiado las cosas que les suceden.

6. Incapacidad para disfrutar del momento
Estas personas no se permiten un momento de relax y acaban postergando siempre lo que tanto necesitan: unos instantes de relajación y paz con ellos mismos/as.

7. Fatiga mental y física
A través de su actitud, las personas con una ansiedad de alta funcionalidad suelen acabar con una fatiga tanto mental como física.

Estos son algunos de los rasgos o síntomas que suelen parecer los individuos que padecen de una ansiedad de alta funcionalidad. Si crees que te identificas con ellos, es necesario que trabajes para contrarrestarlos ya sea junto a un psicólogo profesional o con tu esfuerzo interior.

¿Cómo reducir la ansiedad de alta funcionalidad?
Existen una serie de consejos que puedes seguir para abordar con tus propias herramientas la ansiedad de alta funcionalidad. Según los psicólogos es necesario que te enfoques en lo siguiente.

Comprende de dónde vienen tus miedos
Los miedos son lo que alimentan nuestra ansiedad. Por este motivo, es necesario que los identifiques y que sepas por qué aparecen en ti. Al analizarlos y saber las razones detrás de ellos podrás intentar prevenirlos y acabar así con esta ansiedad de alta funcionalidad.

Limita los malos hábitos
Para acabar con la ansiedad es más que necesario que intentes trabajar en tener una buena salud física. En estos casos, lo ideal es comprometerte a comer mejor, a hacer algo de ejercicio diario y a limitar estimulantes como la cafeína.

Observa tus patrones de pensamiento
En muchas ocasiones la ansiedad implica muchas predicciones negativas anticipadas en el tiempo. En estos casos, debes ver que las consecuencias de tus actos no suelen tener consecuencias tan negativas. Si no acabas algo a tiempo, siempre puedes repetirlo o hacerlo mejor más adelante.

Racionaliza tus pensamientos negativos
Cuando veas que tu cabeza está repleta de ideas negativas intenta aplicar la lógica en todas ellas. De esta forma verás que realmente lo que piensas no tiene demasiado sentido y que puedes combatirlo dialogando de manera positiva.

Toma conciencia de tu cuerpo
Normalmente, las personas que sufren de ansiedad de alta funcionalidad suelen tener mucha tensión en sus cuerpos. Esto sucede ya que no suelen ser conscientes de cómo están con sus cuerpos. Empieza tomando conciencia de cómo te sientes en diversos instantes y verás como podrás controlar más tu ansiedad interior.

La ansiedad es una de las enfermedades mentales más extendidas en la actualidad. La razón de ello es que nuestro modo de vida, dónde la rapidez y la inmediatez son unas constantes, hacen que esta esté visible en muchas personas. Acabar con la ansiedad de alta funcionalidad te permitirá disfrutar más de cada instante de tu vida.

Deja una respuesta