Argentina podría recibir 1300 millones de dólares de un fideicomiso del FMI

El Fondo Monetario Internacional (FMI) decidirá mañana si aprobará un nuevo fideicomiso financiero por 50.000 millones de dólares, para apoyar reformas estructurales, con un enfoque en el cambio climático y destinado a las naciones más vulnerables, reveló ayer Vimal Thakoor, economista del organismo.

Se trata del Fideicomiso de Resiliencia y Sostenibilidad o SRT por sus siglas en inglés, que consiste en la posibilidad de canalizar algunos de los Derechos Especiales de Giro (DEG), la moneda del Fondo, de 650.000 millones de dólares emitidos en agosto de 2021 desde países con posiciones financieras externas sólidas hacia países vulnerables.

“El objetivo central del RST es proporcionar financiamiento asequible a largo plazo para ayudar a los países a enfrentar desafíos estructurales”, indicaron meses atrás las autoras de la iniciativa, las economistas del organismo Ceyla Pazarbasioglu y Uma Ramakrishnan.

El fideicomiso permitiría al FMI otorgar préstamos a los países para apoyar reformas estructurales a largo plazo, con un enfoque inicial en el cambio climático y la preparación para pandemias.

“El RST sería financiado por las naciones más ricas que canalizan sus reservas del FMI, conocidas como Derechos Especiales de Giro (DEG), hacia las más pobres, y los primeros casos se considerarán para fin de año”, dijo el funcionario.

“La propuesta que se ha presentado al directorio está ahora para consideración de aprobación”, dijo Thakoor. “Por supuesto, no podemos juzgar previamente el resultado de la votación, pero según las conversaciones somos optimistas”, agregó.

En ese sentido, vale remarcar que Argentina podría recibir hasta aproximadamente u$s1.370 millones (equivalente a u$s1.000 DEGs), ya que esta cifra es menor a los u$s6.553 millones que resultarían de calcular el 150% de la participación del país en el Fondo.

Las naciones también tendrían que estar participando en un programa tradicional financiero o no financiero del FMI, lo que hace que el fideicomiso sea un complemento en lugar de un sustituto.

Deja una respuesta