Aseguran que Rusia se encontraría al borde del default y en crisis financiera

La agencia de calificación Fitch revisó a la baja nuevamente la nota de la deuda rusa, una decisión que significa que el riesgo de un impago de la deuda es “inminente”.

Fitch, como las otras grandes agencias de calificación, colocó a principios de marzo la nota de la deuda rusa a largo plazo en la categoría de riesgo de no poder ser reembolsada, según reportó la agencia France Press.

Fitch también dijo que habrá un default “inminente” en Rusia, tras el impacto de las sanciones y las restricciones comerciales que perjudican seriamente su capacidad de afrontar los pagos de la deuda.

La agencia bajó este martes de B a C la deuda rusa, calificada en estos momentos de bono basura.

Cuanto más baja sea esta nota, menos acreedores confiarán en el país y menos posibilidades tendrá de captar dinero a tasas de interés razonables.

Para justificar su decisión, Fitch Ratings evocó un decreto presidencial de 5 de marzo que autoriza a Rusia a reembolsar a los acreedores de algunos países en rublos en vez de monedas extranjeras.

La agencia también mencionó una decisión del banco central ruso de limitar la transferencia de algunas obligaciones a los no residentes.

“El refuerzo de las sanciones y las propuestas susceptibles de limitar el comercio de la energía aumentan la probabilidad de una respuesta política de Rusia que incluya al menos un impago selectivo de su deuda soberana”, subrayó Fitch.

También es posible que barreras técnicas como el bloqueo de las transferencias de fondos impidan el reembolso de la deuda. Si este fuera el caso, sería la primera vez que Rusia declaró un ‘default’ desde 1998.

Deja una respuesta