Ataque al congreso: La justicia no tiene pruebas de que el ataque haya sido hacia Cristina

La vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner se presentó ante la justicia como querellante en la causa contra los manifestantes que atacaron el Congreso de la Nación durante el debate por el acuerdo en Diputados.

La jueza federal María Eugenia Capuchetti aceptó el pedido dela vicepresidenta, que se planteo se formuló a través de la abogada del Congreso, Graciana Peñafort, quien sostuvo que hubo una acción “coordinada” que “atacó de forma violenta” el edificio.

El escrito establece que “entre los ataques con piedras y que tuvieran como claro objetivo las oficinas mencionadas, se realizaron marcas con pintura roja sobre la zona, circunstancia que podría haber oficiado de señalización”.

“Los daños producidos en el frente del edificio, el despacho de la presidenta del Senado de la Nación y el peligro al que fueran sometidas las personas que se encontraban en su interior, recién pudieron ser evitados a partir de las 15.21 aproximadamente, cuando un cordón policial avanzó sobre la zona y dispersó al grupo de manifestantes que, incesantemente, tuvo por objetivo atentar directamente contra dicho sector del Congreso Nacional”, agregó Peñafort.

Sin embargo, ante este pedido, fuentes de la investigación indicaron a infobae que la justicia federal no tiene elementos para sostener que haya existido un atentado direccionado hacia la vicepresidenta particularmente.

Las diligencias, que aún están en trámite no han permitido establecer que haya existido una “organización” para atacar las oficinas de la ex presidenta de forma direccionada, más allá de que se vea una “coordinación” a la hora de atacar la sede del Congreso Nacional, señalaron las fuentes. “No está acreditada una intencionalidad contra Cristina Kirchner en particular”, insistieron.

En cuanto a los daños reportados, la justicia pidió un primer informe para saber cuántas oficinas se vieron afectadas por los violentos incidentes, y qué área del edificio fue “blanco” de los ataques de un grupo de manifestantes.

En su respuesta, la Policía Científica de la Policía Federal detalló que no fue sólo el despacho de Cristina el que sufrió destrozos: “se exponen daños desde la planta baja hasta el segundo piso del edificio del Congreso, mostrando una mayor amplitud de daños”, explicaron.

Deja una respuesta