Atom Protect: ¿por qué los “superbarbijos” fabricados por el Conicet son furor?

Se trata de cubrebocas realizados con telas antivirales desarrolladas por científicos argentinos.


Un equipo de investigación del Conicet, la Universidad de Buenos Aires (UBA) y la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM), con el apoyo de la PYME textil Kovi S.R.L., que tiene la licencia exclusiva, desarrolló telas que tienen la capacidad de inhibir al coronavirus similar al SARS-CoV-2 agente patógeno que causa el Covid 19. Más conocido hoy como “el barbijo del Conicet”, su nombre oficial es Atom-Protect y bate récords de ventas.

El secreto del éxito es la tela tratadas con activos antivirales, bactericidas y fungicidas. Sus propiedades antimicrobianas fueron testeadas con éxito por el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (Inti) y su acción antiviral por el Instituto de Virología del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta). Nada está librado al azar. En el CONICET explican que no sólo disminuye la probabilidad de infectarse con el patógeno que provoca el Covid19, a través de boca y nariz, y contagiar a otros, sino que además es más higiénico, ya que el individuo no respira sus propios gérmenes. Los poderes de este barbijo están intactos por al menos 15 lavados.

Según su sitio oficial, la diferencia de los “superbarbijos” con los tapabocas conocidos hasta ahora está en que el primero es auto sanitizante. “Gracias a su Nanotecnología, mata a los virus, hongos y bacterias a su contacto, eliminando el riesgo de contagio”. Y un porcentaje de la producción se dona a comedores, a sindicatos, y a distintos actores que están haciendo un trabajo social.

Este nuevo cubrebocas es apto para todas las edades. Como no junta carga viral o bacterial, a diferencia de otros barbijos, en realidad no tiene un tiempo de uso máximo continuo. Expertos aconsejan un período de 8 horas por un tema de higiene. En su página oficial se consiguen a $3.990 por 10 unidades.

En las redes sociales no tardaron el llegar las repercusiones sobre el “superbarbijo”, y se muestra una clara tendencia a recomendarlo y a contar los beneficios y cambios que notaron luego de algunos días de usarlo.