Boca eliminado ante Santos: Se quedó sin final de Copa Libertadores

El Xeneize perdió por 3-0 con los brasileños luego del 0-0 de la ida en la Bombonera. Fue con tantos de Pituca, Soteldo y Braga. Habrá final brasileña en el Maracaná de Río de Janeiro.


Boca Juniors quedó marginado este miércoles noche de la final de la Copa Libertadores, al perder en forma concluyente con Santos, en Brasil, por 3-0, en el encuentro desquite de una de las llaves de semifinal, celebrado en el estadio Urbano Caldeira, de Vila Belmiro.

El conjunto local se impuso en el tanteador global por 3-0, luego de los goles convertidos por Diego Pituca (Pt. 16m.), el venezolano Yeferson Soteldo (St. 4m.) y Lucas Braga (St. 7m.).

Lo curioso de esta eliminación “xeneize”, que una vez más ve frustradas sus aspiraciones de llegar a la séptima Copa Libertadores para alcanzar a Independiente como el más ganador de este certamen, fue que llegó a Brasil para definir la serie ante el conjunto santista con mucho mejores perspectivas que los riverplatenses.

Sin embargo a los dirigidos por Miguel Ángel Russo les quedó muy lejos la posibilidad de acceder a su duodécima final copera durante los 90 minutos del partido desarrollado en el estadio Urbano Caldeira, de Vila Belmiro.

Ese revés tendría que haber despertado al conjunto argentino, pero nada de eso pasó en la media hora restante de esa primera etapa, en la que sin hacer demasiado, apenas con un mejor control del balón, Santos se fue al descanso acumulando méritos para disfrutar de la ventaja.

Claro que era imposible que Boca pudiera invertir la carga apropiándose del balón y conduciéndolo hacia el arco de Joao Paulo, reemplazante del titular John, que estuvo en el 0-0 de la Bombonera pero se volvió desde Buenos Aires contagiado de coronavirus.

River llegó a ese partido también con un 0-3 abajo, pero ganó 2-0 y mereció vencer por más, para alcanzar la definición que le hubiese calzado justa a lo demostrado anoche, Mientras que Boca arribó a Vila Belmiro con ese 0-0 de la Bombonera que lo habilitaba a soñar con una final que aparecía bastante amigable, pero se diluyó en su propia impotencia, y también en las diferencias conceptuales que hay entre Marcelo Gallardo y Russo.

A Boca al menos le quedará como consuelo la final del próximo domingo (al no llegar a la final no se justifica la postergación de fecha que solicitó ayer a la AFA) por la Copa Diego Armando Maradona ante Banfield. Aunque si repite lo de hoy, el “Taladro” también puede empezar a soñar.