Chile aprobó el derecho a la salud pública

La Convención Constitucional chilena aprobó en el pleno el derecho a la Salud, que establece un sistema nacional que será de carácter universal, además de votar a favor del derecho a la vivienda digna y a la participación de trabajadores y trabajadoras en las decisiones de la empresa, por lo que pasan así todos al borrador de la nueva Carta Magna.

Con 133 votos a favor, 0 en contra y 19 abstenciones, quedó establecido que “toda persona tiene derecho a la salud y bienestar integral, incluyendo su dimensión física y mental”.

El articulado establece que este será “de carácter universal, público e integrado”, y que se regirá por los principios de “equidad, solidaridad, interculturalidad, pertinencia territorial, desconcentración, eficacia, calidad, oportunidad, enfoque de género, progresividad y no discriminación”.

El documento establece que “el Estado deberá proveer las condiciones necesarias para alcanzar el más alto nivel posible de la salud, considerando en todas sus decisiones el impacto de las determinantes sociales y ambientales sobre la salud de la población”.

En tanto, el derecho de la vivienda digna, que recibió el apoyo de los dos tercios, establece que “toda persona tiene el derecho a una vivienda digna y adecuada, que permita el libre desarrollo de una vida personal, familiar y comunitaria”.

Esta norma “permitirá progresivamente saldar una deuda histórica”, sostuvo en su intervención el convencional Benito Baranda (Independientes No Neutrales).

“Por años el Estado ha determinado construir guetos, donde lleva a vivir personas que experimentan la cara más dura de la marginación y pobreza”, señaló en el pleno.

Por último, la Convención Constitucional aprobó el derecho a la participación de trabajadores y trabajadoras en las decisiones de la empresa, con 108 votos a favor, 34 en contra y 10 abstenciones, lo necesario para pasar al borrador definitivo.

Deja una respuesta