Chubut: el fuego ya se llevó una vida y deja sin luz y agua a numerosos pueblos.

220 viviendas fueron consumidas y 1500 hectáreas de vegetación quemada.


ya son cuatro días del insaciable fuego que atormenta a la Patagonia del país. El toral de los registros demuestran que son más de 220 viviendas consumidas y más de 1500 hectáreas de vegetación nativa e implantada quemada por completo sumado a la total destrucción de los ya precarios sistemas de agua y electricidad que abastecían a la población.

Este jueves, se confirmó el hallazgo de un cuerpo sin vida calcinado en la localidad chubutense de El Maitén. La víctima figuraba entre los desaparecidos. El ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, Juan Cabandié, recorrió los barrios más afectados junto al intendente de Lago Puelo, en tanto que el presidente Alberto Fernández se comunicó por vía telefónica. Por la noche se lanzó el Comité de Emergencia interinstitucional que se ocupará de cubrir la zona los próximos días.

Desde Chubut, donde recorrió las zonas afectadas, el ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Juan Cabandié, sostuvo que “la situación este jueves está muchísimo mejor que el día martes, que fue cuando se produjo el incendio porque el miércoles comenzó a llover y hoy también, y alejó el fuego de las poblaciones”.

Cabandié dijo que si bien la lluvia registrada en las últimas horas ayudó, “la situación del fuego no terminó, los focos ígneos están contenidos pero no del todo apagados”, agregó.

En Lago Puelo y El Hoyo no hay agua ni electricidad desde el martes. Las vecinas y vecinos recorren las zonas menos afectadas con su ropa y bidones vacíos a cuestas para visitar las casas de aquellos pobladores que disponen de un generador para poder higienizarse o juntar agua para cocinar. La perspectiva es de al menos unos 15 días de combate del fuego, a los que se sumarán los trabajos de reconstrucción de viviendas y restauración total de los sistemas de servicios que fueron totalmente destruidos. En el centro del pueblo los locales funcionan con poca mercadería y el ruido de los generadores es moneda corriente, la nafta es un bien fundamental que se agota rápidamente por la alta demanda.

Actualmente el fuego sigue activo y por la cantidad de focos puede retomar fuerza en cualquier zona pero esta vez toda la población está abocada a la vigilancia. “Para los próximos días se esperan condiciones meteorológicas favorables para el combate del fuego que por las dimensiones se sostendrá por los próximos 15 días”, explicó Mazzei. “Mañana se abastecerá de forraje a los pobladores para los animales que hayan quedado vivos”, agregó. Además de las pérdidas materiales, los productores de esa zona perdieron cabezas de ganado, animales de cría, de compañía, huertas y apiarios.

Aún se investiga la causa de los incendios, que podría develar si fue intencional.

 

Deja una respuesta