Daniel Malnatti contó que se llevó y vendió los saleros de la mesa de Mirtha

El periodista, Daniel Malnatti, escribió en una nota para TN donde contó cómo adquirió y posteriormente vendió dos saleros de la mesa de Mirtha Legrand que obtuvo después de sus presentaciones en el programa.

Uno de ellos lo adquirió en 2017 y fue una “donación”, según cuenta. “En esa época y con el fin de blanquear una situación que se daba de hecho (no pocos invitados se llevaban el salero), la producción del programa empezó a regalarlos junto con el pimentero. Los dos en una cajita”, precisó.

Estos recuerdos de su paso por el ciclo de Mirtha quedaron guardados en su cocina. Hasta que un día se le ocurrió una brillante idea, inspirada en uno de sus ídolos, Federico Peralta Ramos.

“Tengo admiración por este artista de la Di Tella que en 1991 ganó una beca Guggenheim. Él se gastó el dinero que le dieron en trajes, regalos y decidió destinar 3 mil dólares en una cena para amigos en el Alvear. Me pareció divertido hacer lo mismo”, aseguró Daniel a Teleshow.

“Lo cierto es que ahí estaban los saleros, quizás nunca sepan el riesgo que corrieron esa tarde. Soy hipertenso y no los necesitaba, pero mantuve la mente fría y en ese temperamento decidí su destino. Los bajé de la alacena, les saqué fotos y los ofrecí en Mercado Libre a todo aquel que pudiera pagar 18.821 pesos por cada uno. Los vendí en un par de meses” detalló.

En cuanto al destino que les dio a los fondos que consiguió, el periodista sostuvo que “Con esos 37.642 pesos, en homenaje a Federico Peralta Ramos quien en 1991 gastó tres mil dólares de la beca Guggenheim en una cena en el Alvear, invité a comer a todos mis amigos del grupo de WhatsApp de la secundaria”.

“Fue todo más módico, pero no por ello menos sentido. Comimos pastas en la trattoria de mi amigo Adrián Francolini en la calle Gorriti, quien además nos hizo precio. La pasamos realmente bien”, agregó.

“Quería agradecer en particular a Mirtha Legrand pero también a los camarógrafos, a los sonidistas, a las maquilladoras y a todos los que hacen posible Almorzando con Mirtha por esa hermosa cena con mis amigos de siempre. También a Nacho, Juana Viale y la producción del programa quienes siguen poniendo saleros a la mesa tal cual tradicionalmente hizo su abuela durante años” concluyó.

Deja una respuesta