Denuncian persecución a militares homosexuales: “En Venezuela es más grave ser gay que corrupto”

Durante el último tiempo se denunció una gran persecución de parte de las fuerzas militares bolivarianas sobre los militares homosexuales.

En los últimos meses se agudizó la expulsión de cadetes y oficiales por su orientación sexual, pese a que tengan una conducta intachable dentro del ejercicio de sus funciones, si son descubiertos en una relación “inmoral”, son hostigados hasta que solicitan irse de baja, acusados de ofender el honor militar.

Los mismos son sometidos a vejámenes, enjuiciados, e incluso la pareja del oficial también puede ser salpicada por las leyes castrenses.

Esto se da ya que, luego de varias reformas al Código Orgánico de la Justicia Militar de Venezuela, continúa la polémica por el artículo vigente de “Actos contra natura”, que es una ley que obliga a los Militares homosexuales a ocultarse, o enfrentarse a tres años de cárcel, destitución y una salida deshonrosa de las Fuerzas Armadas.

Tras varias reformas, el código mantiene inamovible este artículo, pese a los pedidos de derogación hechos por activistas LGBT+ y por los Derechos Humanos ante la Asamblea General, controlada por el oficialismo.

El capitán José desertó acorralado por años de presiones. Al teniente Rafael le abrieron un juicio y lo expulsaron. Ambos tenían expedientes limpios en la Fuerza Armada de Venezuela, pero ser homosexuales les valió persecución, discriminación y humillaciones.

“Es más grave ser gay que ser corrupto”, lamenta José, como pidió ser llamado este capitán de la Guardia Nacional, de 36 años.

“Hay militares corruptos, ladrones, narcotraficantes, con procedimientos, que los sancionan y siguen trabajando luego como si nada”, dice José, quien guarda en su celular una fotografía donde se observa una zona pelada en su cabeza. “Era tal la presión que se me caía el cabello”.

La Fuerza Armada ha sido acusada de violaciones sistemáticas de derechos humanos en el control de protestas, lo que niega su cúpula.

El régimen chavista rechazó impulsar cualquier tipo de legislación para proteger a la población LGBT+ del país.

Derechos adquiridos en buena parte de la región y el mundo en los últimos 20 años, como el matrimonio igualitario, la adopción de parejas homoparentales o las leyes de identidad de género, son quimeras lejanas para los activistas LGBT+ venezolanos.

Deja una respuesta