Detuvieron por narcotráfico y lavado de dinero al primer ministro de Islas Vírgenes Británicas

Ayer el primer ministro de las Islas Virgenes fue detenido en Miami, Estados Unidos, en una causa por presunto tráfico ilegal de drogas y lavado de dinero.

Agentes de la DEA, el organismo antidroga estadounidense, se hicieron pasar por traficantes de cocaína de un cartel mexicano para arrestar a Andrew Fahie, junto a la directora de puertos del archipiélago caribeño, Oleanvine Maynard.

Los dos funcionarios fueron arrestados en el aeropuerto de Opa-locka, en el área metropolitana de Miami, Florida, como resultado de una operación de la agencia antidrogas estadounidense (DEA) iniciada en octubre.

Fahie aceptó un pago de US$700.000 a cambio de que los supuestos traficantes usaran los puertos de Islas Vírgenes Británicas, según los cargos presentados en EE.UU.

Según detallaron, el arresto ocurrió después de que los dos altos funcionarios se reunieran con agentes de esa fuerza que se hicieron pasar por narcotraficantes mexicanos, indicó el Miami Herald citando a autoridades estadounidenses.

El informante afirmó en las reuniones con Fahie, Maynard, y su hijo, Kadeem Maynard, que era un miembro del cártel que pretendía trasladar miles de kilogramos de cocaína colombiana a través de la isla de Tórtola y, finalmente, a Puerto Rico para su exportación a Nueva York y Miami.

La DEA afirma que Fahie había acordado permitir al informante, que se hacía pasar por miembro del cártel de la droga mexicano de Sinaloa, utilizar los puertos de las Islas Vírgenes Británicas para enviar cocaína a cambio de un pago de $500 mil.

Detallaron que ambos acudieron al encuentro para ver un presunto cargamento de 700.000 dólares en efectivo que esperaban recibir por ayudar a traficar cocaína a Estados Unidos a través del territorio británico. Los dos acusados fueron detenidos justo después.

Fahie, de 51 años, y Maynard, de 60, comparecieron con otros cuatro detenidos en una pequeña sala de tribunal donde todos llevaban mascarillas.

Deja una respuesta