Día del estudiante: ¿Por qué se celebra el 21 de septiembre?

El 21 de septiembre en Argentina se celebra el Día del Estudiante.

La razón de la celebración es que un día como este, pero de 1888, se repatriaron desde Asunción del Paraguay los restos del ex presidente Domingo Faustino Sarmiento, “padre del aula” reconocido por todos los países de América por haber impulsado la educación pública.

Aunque en el imaginario colectivo el origen de dicha celebración está asociada al comienzo de la primavera, se trata de una mera coincidencia.

El Día del Estudiante se celebra junto al inicio de la primavera gracias a Salvador Debenedetti: tenía 18 años, recién había ingresado a la carrera de Filosofía y Letras, y era el presidente del Centro de Estudiantes de la facultad.

Desde ese lugar propuso celebrar el Día del Estudiante y eligió como fecha el 21 de septiembre: el mismo día en que los restos de Domingo Faustino Sarmiento llegaron a Argentina en 1888, diez días después de su fallecimiento en Paraguay.

Con ese gesto, el de un joven alumno, nació el Día del Estudiante en Argentina. Y en su accionar, su libertad y actitud auto celebratoria, residen algunos de los pilares que construyen el espíritu de los estudiantes: jóvenes con frescura, curiosidad e inquietud.

A lo largo de la historia de los festejos, los estudiantes han trasladado a sus celebraciones sus cualidades. Aire libre, música, compañerismo y múltiples actividades. El Día del Estudiante es un reflejo del color de la esencia de los chicos. ¡Feliz día para todos ellos!

Deja una respuesta