Dieron prisión perpetua al femicida de Nancy Rodríguez

La expareja de la mujer fue condenado a la pena máxima que prevé el Código Penal tras haber sido declarado penalmente responsable de los delitos de homicidio agravado por el vínculo/relación de pareja preexistente, por mediar violencia de género y por ensañamiento y alevosía y coacción con arma en concurso real.

Este lunes, tras finalizar la ronda de testimoniales en la audiencia de debate contra Darío Germán López, de 46 años, el acusado prestó declaración ante la jueza de la Sala II del Tribunal de Juicio del distrito Centro, Victoria Montoya Quiroga. Luego se incorporó la prueba producida y se dio lugar a los alegatos de las partes.

El último día en el que podía declarar, el acusado uso su derecho, contando que su relación con su ex esposa era normal, que estaban separados de palabra y que ella estaba conociendo a alguien más, pero por el momento seguían compartiendo vivienda.

Este contó que un día vio a su hija triste y esta le confesó que su abuelo materno había abusado de ella, por lo cual, el antes de realizar la denuncia correspondiente le contó a su ex mujer lo que estaba ocurriendo.

Según lo que el acusado comentó, fue la mujer quien se adelantó y realizó la denuncia, pero en cuenta de denunciar a su padre, lo denunció a él.

Tras esto, el acusado tenía prohibido acercarse a Rodríguez, pero según él, fue esta la que llegó en su encuentro el día de su asesinato, le habría pedido que retirase la denuncia contra su padre, y dinero para pagar un préstamo que habían sacado sus padres para pagar la luz.

El acusado declaró que mientras él iba de camino a la casa de su madre a buscar el dinero escuchó tres gritos, y cuando volvió, Nancy estaba echada en el piso con mucha sangre a su alrededor.

López afirmó que él la levantó con la intención de llevarla hasta un camino vecinal, para solicitar ayuda. Pero finalmente decidió correr hacia la casa de su madre para pedir que llamaran a una ambulancia y a la policía.

En sus alegatos, la fiscal penal de la UFEM, Mónica Poma, había solicitado la pena de prisión perpetua por homicidio agravado por la relación de pareja preexistente y por mediar violencia de género y por ensañamiento y alevosía. En tanto que el representante legal del acusado, Santiago Pedroza, había pedido una condena de seis años de prisión por homicidio en estado de emoción violenta.

Deja una respuesta