Dos familias que habían perdido todo, recibieron viviendas del IPV

Dos familias oriundas de Campo Quijano que habían sido despojadas de sus hogares tras el alud de 2017, recibieron durante la jornada de hoy, nuevos hogares que fueron construidos por el IPV.

El Instituto Provincial de Vivienda  finalizó la construcción de dos casas en el pueblo de Campo Quijano para familias que perdieron sus casas en el alud registrado en 2017.

La obra se enmarca en el programa Asistencia a Situaciones Críticas y fue financiada por el organismo provincial.

El titular del IPV, Gustavo Carrizo, y el intendente Carlos Folloni entregaron las llaves a las familias que hoy cumplen el anhelo de tener su casa propia, luego de perder todas sus pertenencias a raíz de ese alud que afectó a los parajes Incamayo y Pascha.

El alud de agua y barro tapó las viviendas de ambas familias por lo que tuvieron que abandonar el lugar. “En ese momento iniciaron las obras que estuvieron un tiempo detenidas y que retomó la actual gestión de gobierno”.

Las familias fueron reubicadas en el pueblo. Al entregar las carpetas técnicas, Carrizo hizo hincapié en la posibilidad que tendrán de “integrarse socialmente a la vez de establecerse como familia, brindando mayores oportunidades de crecimiento a esos niños”.

Al ser grupos familiares numerosos, el IPV y el municipio construyeron viviendas de tres dormitorios, baño, cocina-comedor y lavadero. Para la obra, se usó mano de obra local contratada por la municipalidad.

Deja una respuesta