EEUU: protestas en contra del racismo asiático

En Atlanta, cientos de personas de todas las edades y diversos orígenes raciales y étnicos se reunieron en Liberty Plaza agitando carteles y coreando consignas,  pocos días después de que un hombre atacara varios salones de masajes de propiedad asiática y matara a ocho personas en Atlanta, la capital del estado Georgia.


Las protestas se celebraron en las principales ciudades, incluida Atlanta, Nueva York y Washington.

En Atlanta, cientos de personas de todas las edades y diversos orígenes raciales y étnicos se reunieron en Liberty Plaza agitando carteles y coreando consignas.

Aplaudieron a los senadores estadounidenses Raphael Warnock y Jon Ossoff, y al representante estatal de Georgia Bee Nguyen, el primer estadounidense vietnamita en servir en la Cámara de Representantes de Georgia.

Xin Hua, una mujer asiática-estadounidense, dijo estar “realmente enojada” porque la policía de Atlanta aún no ha dicho que el tiroteo fue por motivos raciales.

“El hecho es que seis mujeres asiáticas fueron asesinadas”, dijo la mujer de 37 años en Washington, donde se habían concentrado cientos de manifestantes, informó la agencia de noticias AFP.

Los legisladores de Georgia aprobaron el año pasado una ley de delitos de odio que permite sanciones adicionales para ciertos delitos cuando están motivados por la raza, el color, la religión, el origen nacional, el sexo, la orientación sexual, el género o la discapacidad de la víctima.

Un crimen de odio no es un crimen independiente bajo la ley de Georgia, pero puede usarse para agregar tiempo a una sentencia de alguien condenado por otro crimen.

El atacante, Robert Aaron Long, fue arrestado el martes después de abrir fuego en tres salones de masajes asiáticos en Atlanta y en los suburbios de la ciudad.

Long admitió ser el responsable de los ataques y fue acusado de asesinato.

Durante su interrogatorio, Long negó que tuviera motivos raciales, y en cambio alegó que tenía una adicción sexual y quería “eliminar” una tentación.

“No soy tu tentación”, se leía en el letrero que llevaba Kat, una mujer asiática-estadounidense en la protesta de Washington el domingo.

En Nueva York, el candidato a alcalde y precandidato presidencial demócrata, Andrew Yang, invitó a los manifestantes a levantar la mano si habían visto un aumento en el racismo contra los asiáticos desde el inicio de la pandemia.

Activistas culpan del aumento del racismo contra los asiáticos, en coincidencia con la pandemia de coronavirus, al expresidente Donald Trump, que llamó”virus chino” a la Covid-19.

Deja una respuesta