El descargo de Lynna Bekkiche, la española que habría abortado un hijo de Paulo Londra

Lynna Bekkiche, la española que salió el año pasado a denunciar que había estado embarazada del trapero argentino, finalmente salió a hablar públicamente de lo ocurrido.

El año pasado, el cantante fue repudiado en redes sociales tras que se viralizara un video de una supuesta conversación entre él y Lynna, donde ella le confesaba su embarazo y exigía que se hiciera cargo.

Según la información que trascendió en aquel momento, el entorno del cantante le habría exigido que lo abortase.

“Es simple, más dinero más problemas, y algunos no tienen nada mejor que hacer que problemas”, disparó Paulo Londra el pasado martes por la tarde desde su cuenta de Twitter.

A partir de eso, muchos especularon que el mensaje estaba destinado a Rocío Moreno, su ex mujer y madre de sus dos hijas, quien viene reclamando el dinero correspondiente para el mantenimiento de las menores.

Este mensaje fue respondido por Lynna Bekkiche, quien no dudo en expresar:

“Siempre poniendo argumentos y excusas por lo que hacen los demás cuando eso solo es una causa de tu comportamiento inmaduro y mediocre. No cambias”

Este jueves por la tarde, la joven española dialogó por primera vez con Intrusos donde detalló su caso, que años atrás expuso mediante una serie de tweets en la red social.

Esta contó que cuando se enteró del embarazo el cantante estaba en los Latin Grammys, y que la primera respuesta que tuvo la recibió recién cuando el cantante llegó a la argentina.

Desde el entorno de Paulo le habrían pedido que abortase, e incluso le habrían ofrecido enviarle el dinero para hacerlo, pero cuando esta contó que había decidido que quería tener al bebe, le cortaron el teléfono.

Esto generó que Graziani viajara al día siguiente a España, se reunieron pero “en ningún momento habló del bebé, ni de Paulo durante los primeros días”.

“Fue muy inteligente, sino que me preguntaba de mí, qué estudio… intentando manipularme. Me ignoró unos días hasta que empecé a presionar sobre el tema y me dijo que debería ir a una clínica para revisarme, y después que vaya a un centro de aborto, que me ayudarían a impulsar mi carrera musical, que conocían a gente de Warner, que con un bebé no iba a poder ser cantante… igual después de todo lo que me pasó y las críticas que recibí ya no quiero ser artista”, manifestó.

“Me dijo que yo iba a arruinar la vida de Paulo, que yo estaba arruinando mi vida… Igual fui tonta por creerme cosas así y también abortar por eso, obvio”, reflexionó. “Fui inmadura en ese momento y me dejé manipular”.

Deja una respuesta