El FMI pide al BCRA 5800 millones de dólares en reservas para el 2022

Mientras en diputados discuten sobre el proyecto de acuerdo con el fondo, entre los requerimientos de la entidad se encuentra incluido un punto que detalla el nivel de reservas del Banco Central.

La recuperación de reservas del Banco Central es uno de los puntos centrales del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, junto con la reducción del déficit fiscal y la emisión monetaria.

Se trata de las tres metas cuantitativas fundamentales que el organismo monitoreará de forma trimestral a la hora de autorizar cada uno de los desembolsos, con los que se refinanciarán los vencimientos del Stand By que contrajo Mauricio Macri en 2018.

En el caso de la meta de reservas netas, para 2022 plantea acumular u$s 5.800 millones; para 2023, u$s 4.000 millones; y para 2024, u$s 5.200 millones.

Según un informe de pxq, la meta de reservas es “la más desafiante”, aunque aclaró que “casi la totalidad del incremento de reservas internacionales pautado para 2022 será aportado por el FMI”.

Así, dijeron, la meta no requiere de una determinada dinámica del mercado de cambios sino de “poco más que se concrete el primer desembolso del FMI y que el control de cambios haga el resto”.

El desembolso de marzo incluye, además del refinanciamiento, la devolución de lo pagado en concepto de capital en septiembre y diciembre de 2021 y enero de 2022, que suman unos US$ 4.400 millones. Por eso, según el esquema presentado en el memorándum, el primer desembolso sería de US$ 9.700 millones.

La proyección del acuerdo de ese indicador parte de USD 1.500 millones negativos para 2021.

En base a los desembolsos de DEG, se prevé que las reservas netas crecerán en USD 5.800 millones en 2022, USD 4.000 millones en 2023 y USD 5.200 millones en 2024. En forma aproximada, los pagos del FMI irán “calzados” de manera de cancelar los vencimientos con el propio organismo.

Cabe recordar que la otra vía elegida para incrementar las reservas es una ampliación del swap con China en otros USD 3.000 millones. El Gobierno solicitó ese incremento a China y añadió al pedido que el swap tenga otros usos, uno de los cuales podría ser la cancelación de deudas de comercio exterior.

Deja una respuesta