El Gobierno activó el fondo del trigo de USD 350 millones para frenar los precios

A 40 días desde que el gobierno anunciara la “guerra contra la inflación”, y ante la suba desatada y generalizada de los precios, se decidió activar el fondo del trigo de USD 350 millones para frenar los precios.

Se trata de una medida que tomó el Poder Ejecutivo cuando las commodities registraron un salto a nivel global en el marco de la tensión bélica en el este europeo, y como parte de un paquete de medidas que apuntaban a contener la avalancha de aumentos.

Con este, el Gobierno nacional subsidiará el precio interno del pan y otros alimentos, a partir de la apropiación de apenas del 2% de las exportaciones de los insumos a base de soja, que a partir de la guerra en Ucrania han aumentado exponencialmente su valor internacional.

El mendocino Jorge Tanús, presidente de Bice Fideicomisos, organismo a cargo del manejo del fondo, señaló que el organismo a su cargo realizó todos los actos tendientes a cumplir la medida que busca bajar el precio de la bolsa de harina y, como consecuencia, que baje el precio del pan, situación que hasta ahora no ha sucedido.

Según Tanús, hasta el momento se realizó en tiempo y forma la publicación del DNU, la resolución de la Secretaría de Comercio Interior, la firma del Contrato de Fideicomiso para articular la operatoria y la apertura de la cuenta para el depósito de las retenciones y posterior subsidio a los molinos.

Lo que falta, explicó es que la diligencia de AFIP o el organismo que corresponda que haga el descuento de retenciones y depósito en la cuenta Fiduciaria, trámite que se encuentra frenado por una medida judicial.

Se establece mediante este fondo que el gobierno pueda subsidiar el precio del trigo para las molineras que fabrican la harina y que, de esta manera, ese insumo para las fabricantes de alimentos sea más barato.

Según esa lógica, con este mecanismo la industria podría llevar a las góndolas algunos bienes comestibles de primera necesidad (entre ellos fideos, pan, la propia harina y otros) con valores más bajos a los que sucedieron al shock de precios de febrero y marzo.

Deja una respuesta