El gobierno anunció el impuesto a la renta inesperada

El ministro de Economía, Martín Guzmán, anunció ayer junto al presidente que el Gobierno enviara en las próximas semanas un proyecto de ley al Congreso para gravar la “renta inesperada producto de la guerra”.

Este proyecto plantea una alícuota sobre el componente de esa utilidad que se enfoca en un conjunto de empresas con ganancias netas imponibles altas superiores a los 1.000 millones de pesos, que en 2021 fue de solo el 3,2% de las empresas.

Los criterios para la imposición de la alícuota incluyen que la ganancia neta imponible real tiene que haber crecido en forma significativa en 2022 respecto a 2021 y, además, se incluirá un parámetro para que, si la renta inesperada se canaliza hacia la reinversión productiva, la alícuota será menor, señaló el ministro durante el anuncio junto al presidente Alberto Fernández en el Salón Blanco de la Casa Rosada.

Guzmán estimó que es “una fracción pequeña” del empresariado argentino, superior al 3% de las compañías. Habrá otros criterios para incluir a esas empresas, como que “la ganancia neta imponible real tiene que haber aumentado de forma significativa en el año 2022 respecto a 2021″.

Además, dijo Guzmán, se tomará en cuenta “el resultado ordinario en relación a las ventas, lo que conocemos coloquialmente como el margen de ganancia”, que también tendrá que ser anormalmente elevado en el año 2022. Y en el caso de que las empresas cumplan con los criterios anteriores, pero canalicen parte de esa ganancia “hacia la reinversión productiva, el monto de la contribución será menor”.

Guzmán afirmó que el Gobierno nacional tiene como “objetivo central garantizar el crecimiento del poder adquisitivo de los ingresos en todo el espectro laboral y productivo” al anunciar un conjunto de medidas económicas junto al presidente Alberto Fernández, en Casa de Gobierno.

“Es necesario en primer lugar reforzar la política de ingresos y en segundo lugar trabajar en forma colectiva para diseñar mecanismos que logren evitar que este shock que vive el mudo y la Argentina tengan consecuencias desigualadoras y regresivas”, afirmó el ministro tras asegurar que “este año la economía continúa recuperándose”.

Deja una respuesta