El gobierno dispuso aumentar 50% el monto de la tarjeta Alimentar

Luego de los acampes que se realizaron en todo el país en protesta por planes sociales y trabajo, el gobierno nacional anunció anoche una suba del 50% en la tarjeta alimentaria.

El presidente Alberto Fernández y el ministro de Desarrollo Social de la Nación, Juan Zabaleta, anunciaron este aumento que  será percibido por 2,4 millones titulares y alcanza a 4,1 millones de personas.

El incremento de la Tarjeta Alimentar, que se cobrará en los primeros días de mayo, corresponde al pago de abril y se acreditará en las tarjetas del programa.

El incremento se enmarca en el contexto de suba de precios, en especial, de los alimentos, que en el mes de febrero tuvieron un aumento del 7,5 por ciento, 2,8 puntos porcuentuales por encima de la inflación mensual (4,7%).

Los nuevos montos para la ayuda social serán de $9.000 para las familias con un hijo de hasta 14 años o con discapacidad; de $13.500 en el caso de familias que tienen 2 hijos y $18.000 en el caso de familias con tres hijos o más menores en la misma condición. También recibirán $9.000 quienes perciben la asignación por embarazo.

Al reclamo de las organizaciones, que realizaron un acampe días atrás frente al Ministerio de Desarrollo Social para exigir el aumento de los planes sociales, de la Tarjeta Alimentar y del plan Potenciar Trabajo, Zabaleta respondió que el gobierno está al lado de cada argentino y argentina que lo necesita “con mucha firmeza y sin ninguna amenaza”.

Cabe recordar que el último incremento del programa había sido en febrero del 2021. Por entonces, el ministerio dispuso una suba del 50% que elevó los montos desde los $4.000 hasta los $6.000 actuales, y desde entonces el valor no sufrió alteraciones, pese a la inflación del 50.9% registrada en todo el año.

Creada en el marco del “Plan Argentina contra el Hambre”, en diciembre de 2019, la Tarjeta Alimentar nació como una política destinada a sectores vulnerables, beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y la Asignación por Embarazo (AUE), con el objetivo de garantizarles el acceso a la canasta básica alimentaria.

La idea original siempre fue promover el consumo de productos saludables, al punto tal de que se prohibió la compra de bebidas alcohólicas con esos fondos y la extracción de ese dinero, sólo se podía utilizar a través de las compras en los comercios habilitados con débito en cuenta.

Deja una respuesta