El Hospital San Bernardo se prepara para un rebrote

Así lo indicó el gerente del nosocomio, quien alertó que el relajamiento de la sociedad podría generar un costo altísimo por lo que solicitó recuperar y extremar los cuidados.


En un contexto en el que aumentan los casos de COVID-19, tras carnaval, las vacaciones y el inminente comienzo de clases presenciales potenciará un posible rebrote, según manifestó el gerente del Hospital San Bernardo, Pablo Salomón.

El gerente del nosocomio explicó que el hecho de que se acerca la época preinvernal afectará la situación epidemiológica, ya que, ante la disminución de la temperatura, las personas pasarán más tiempo en espacios cerrados, donde se favorece la transmisión viral por aerosoles, una de las principales vías de contagio.

En esa línea, Salomón se refirió a los contratados durante la pandemia por el Hospital, suma que asciende a 160 profesionales, y sostuvo que continuarán trabajando hasta el 31 de marzo, fecha en la que se evaluará su continuidad.

Sin embargo, el médico aclaró que al tratarse de una situación de constante cambio todo dependerá de cómo se desarrolle en los próximos meses la pandemia.

“Yo creo que vamos a vivir tiempos complicados, en donde los protocolos tienen que ser rígidos, en donde los protocolos no deberían tener excepciones. En base a eso ir viendo la curva para ver como actuamos y que decisiones tomamos”, finalizó.