El sacerdote Nicolás Parma tendrá 17 años de cárcel por abuso sexual

El sacerdote fue acusado por dos seminaristas menores de edad, uno de ellos es salteño.

Ayer en horas del mediodía se hizo efectiva la condena a 17 años de prisión de cumplimiento efectivo y al pago de las costas del proceso.

El cura fue considerado “autor penalmente responsable del delito de abuso sexual simple doblemente agravado por haber sido cometido por un ministro de culto, encargado de la educación y guarda de menor conviviente de 18 años en concurso real con abuso sexual gravemente ultrajante doblemente agravado por haber sido cometido en la modalidad continuada”.

Uno de los denunciantes, víctima de Parma y de Rosa durante su formación como novicio, celebró la condena y expresó el alivio que sentía. Declaró que esta condena le significa “cerrar una herida que tenía abierta”.

La victima expresó que el salió de la congregación y denunció a Parma, e incluso había hablado con Rosa Torino, quien le dijo que debía perdonarlo. Por estas cosas, la victima declaró que tenía naturalizados los abusos por parte de este.

Los abusos en la Iglesia Exaltación de la Santa Cruz fueron descubiertos en el año 2016. Fue gracias a Yair Gyurkovits, un cafayateño que hizo la denuncia en la Justicia luego de que la Iglesia no diera respuesta alguna.

Parma pertenecía a la Congregación “Hijos de Jesús San Juan Bautista”. Esta fue fundada en Salta por el cura Rubén Agustín Rosa Torino, quien hace poco más de un año, fue condenado a 12 años por la misma razón.

Deja una respuesta