Encontraron muerta a Rocío Rojas, la nena de 4 años desaparecida en Tucumán

Rocío estaba en la casa de su madrina cuando desapareció en el barrio San Ramos el jueves. Un familiar se “quebró” y reveló que su cuerpo estaba enterrado en una finca de Lules


Rocío Milagros Rojas, la nena de 4 años que era intensamente buscada en Tucumán, fue encontrada sin vida durante la tarde del viernes en una finca de Lules.

La nena había sido vista en la ciudad de Lules, a 20 kilómetros de la capital de Tucumán. Su cuerpo fue encontrado en el asentamiento San Ramón, a 5 kilómetros de su casa.

Una persona vinculada a la familia de Rocío se habría “quebrado” ante los agentes de la fuerza y les habría confesado que el cuerpo de la niña podría estar enterrado en ese lugar.

De acuerdo con la denuncia que había realizado a la policía María Carolina Graneros, madrina de Rocío y quien estaba a su cuidado, la niña había salido el jueves a las 12.30 de su casa, ubicada en el barrio Chabela y desde ese momento no se volvió a saber de ella.

Sobre la desaparición dijo, además, que mientras ella no estaba, su hija de 18 años estaba cuidando de su hijo de dos meses y de Rocío, pero que la niña desapareció y que no lograron encontrarla después.

Un amplio operativo policial se desplegó desde este jueves en el oeste de la provincia para encontrar a Rocío Milagros Rojas.

La madrina de la pequeña es quien se hace cargo de ella por la situación de vulnerabilidad en la que vivía con sus padres, y este jueves cerca de las 17 denunció en la Comisaría de Lules que no la veía desde el mediodía. La mujer explicó que mientras ella no estaba, su hija de 18 años estaba cuidando de su hijo de dos meses y de Rocío en la casa de pasaje Neuquén sin número del asentamiento Chabela, pero que la niña salió de la casa y no lograron encontrarla después.

“Apenas tomamos conocimiento de la desaparición de la niña, se activó el protocolo de búsqueda para dar intervención inmediata a todas las unidades especiales con equipos especializados. Se cerró el barrio completo para registrar las viviendas aledañas y el perímetro, incluyendo la zona de las vías del tren, adonde una vecina vio que se dirigía la pequeña”, informó el Comisario Mayor Manuel Castaño, Jefe de la Unidad Regional Oeste (URO).

Rocío Milagros era delgada, tenía el pelo largo, tez blanca y ojos marrones. Vestía pantalón de jean azul, saco blanco y calzaba zapatitos rosas. La hallaron semienterrada en una finca.

Deja una respuesta