Gastó 1800 dólares en un juego virtual y su padre tuvo que vender su auto para pagar la deuda

El hombre le había prestado el celular a su hijo de 7 años solo durante una hora, tiempo que bastó para que que gastara tal monto.


Este insólito caso ocurrió en Gales, y dejó expuesto los peligros de las compras mediante teléfonos móviles.

Los protagonistas de la historia son Muhammad Mutaza, que trabaja como médico, y Ashaz de 7 años. El descuido duró solamente una hora, pero fue suficiente para que el niño hiciera estragos con el dinero de su papá.

Durante ese lapso, el doctor Mutaza permitió a su hijo jugar a Dragons: Rise of Berk, una app gamer que se descarga gratis en iOS y que, igual que muchas otras aplicaciones, incluye compras dentro de la herramienta. Con un iPhone en mano, el nene hizo 30 transacciones dentro de la aplicación y gastó un total de 1.800 dólares.

La desesperación del padre logró que Apple le reembolsara unos 250 dólares. Igualmente Muhammad debió vender su automóvil para pagar ese saldo. Según cuentan en el sitio Cult of Mac, Apple envió una notificación luego de cada compra, pero las mismas llegaron a una dirección de correo electrónico que Mutaza no revisa habitualmente.

Cuando el hombre se enteró de la deuda creyó que se trató de algún tipo de estafa, pero luego descubrió que su hijo había sido el responsable. Además, de acuerdo a lo informado, el nene conocía la contraseña de la cuenta de su papá.

Deja una respuesta