Guerra contra la inflación: El Gobierno quiere retrotraer precios y advierte sanciones

En medio de la compleja situación económica, donde, además de haber registrado una inflación del 4,7% en febrero, se prevé un piso de 5% para marzo, la “guerra” contra la inflación hizo que el gobierno tome decisiones.

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, amenazó ayer a las empresas con aplicar la Ley de Abastecimiento y anticipó que las va a obligar a bajar los precios en caso de que no puedan justificar incrementos.

“Ser duros es usar la persuasión y las herramientas que tiene el Poder Ejecutivo, que es la Ley de Abastecimiento, la Ley de Defensa a la Competencia y otros mecanismos para cuidar a los consumidores. En la pandemia, en el peor momento, las hemos usado y dieron un resultado importante en la primera etapa”, afirmó Kulfas.

El funcionario recibirá este lunes a formadores de precio (proveedores de alimentos y supermercados). Adelantó que les ordenará que desactiven los fuertes incrementos en los precios al consumidor detectados, de entre 9% y 30% en la última semana, y que a su criterio “no están para nada justificados”.

“Somos un gobierno de diálogo y persuasión, pero si del lado de los empresarios no hay respuesta adecuada y hay acciones especulativas vamos a actuar con el peso de la ley”, remarcó Kulfas en declaraciones a la radio Futurock.

En tanto, las consultoras privadas esperan el fracaso del conjunto de medidas que viene anunciando el gobierno y prevén un piso inflacionario del 5% para el tercer mes del año.

“No esperamos que estas medidas ‘heterodoxas’ tengan efectividad para combatir la inflación, en ausencia de un plan antiinflacionario que reemplace las anclas que el gobierno utilizó en 2021 (tipo de cambio y tarifas)”, dijeron desde Delphos. Para marzo, estiman un IPC entre 5% y 5,3%.

Deja una respuesta