Inhabilitan y multan por $50.000 al conductor ebrio que provocó daños en el monumento 20 de febrero

Tras el siniestro ocurrido la semana pasada, cuando un conductor en estado de ebriedad terminó con su camioneta incrustada en la plaza del monumento 20 de febrero, el tribunal de faltas se pronunció al respecto.

Ese día alrededor de las 7 de la mañana, una camioneta Amarok VW color negro impacto contra un árbol y un tablero de Lusal.

Ambos sujetos a bordo del vehículo iban borrachos y si bien no hubo que lamentar personas heridas de gravedad, podría haber sido una tragedia.

Las medidas judiciales recayeron sobre un joven de 21 años que, pasado el 12 de marzo, conducía la camioneta de alta gama, perdió el control de la misma e impactó contra el cordón de la vereda, en la rotonda del Monumento 20 Febrero.

Tras practicarse los exámenes de rigor se estableció una graduación alcohólica de 1,94 mm en sangre.

El fallo del tribunal de faltas impone una multa de casi $50.000, más la inhabilitación para conducir por un plazo de 8 meses para cualquier tipo de vehículo y una accesoria de carácter obligatoria que consiste en realizar un curso de especial Educación y Capacitación para el uso de la vía pública. El curso deberá ser acreditado ante el máximo órgano de justicia en un plazo no mayor a dos meses a partir de la notificación oficial.

A tal efecto se envió copia de las actuaciones a las autoridades de la Secretaría de Movilidad Ciudadana de la Municipalidad para que se cumpla con el fallo.

El titular del máximo órgano de justicia municipal, Cristian Abdenur, remarcó que “desde que tomamos conocimiento del tema se buscó hacer valer los derechos del vecino encartado pero además generar un fallo que sea considerado ejemplificador para lograr bajar la alta tasa de siniestralidad en la ciudad”.

“La accesoria es fundamental en estos casos y obligar a realizar el curso vial busca específicamente la reeducación y la concientización para quien conducía de esa manera”, finalizó el funcionario judicial.

Deja una respuesta