Islandia: Utilizan una máquina que transforma el Dióxido de carbono en piedra

Con la ayuda de un volcán, en Islandia transforman el dióxido de carbono en piedra para luchar contra el cambio climático.

Un nuevo proyecto intenta evitar las consecuencias más devastadoras de la crisis climática, y lo hacen sobre la cima de un volcán en Islandia.

Para ello, aspiran el dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera por medio de una máquina y lo inyectan en el suelo.

Según el grupo intergubernamental de expertos sobre el cambio climático, esto podría reducir el calentamiento global y evitar catástrofes.

Para utilizar el CO2 lo juntan a través de máquinas que succionan el aire del ambiente, como una especie de “aspiradora”.

El método de reducción de este gas tomado por la institución es convertirlos en piedra, con ayuda de rocas volcánicas, como el basalto, que acumula hasta 200kg de co2.

Esta máquina captura alrededor de 4000 toneladas de dióxido de carbono al año. Sin embargo, en el mundo se generan 33.000 millones de toneladas.

A pesar de que necesita cierta cantidad de energía para ponerse en funcionamiento, la empresa asegura que tiene una huella de carbono negativa del 90% porque en Islandia lo que utilizan es la energía geotérmica.

El gran inconveniente que encuentra es que su construcción no es barata. En concreto, esta máquina cuesta alrededor de 10 millones de dólares.

En india, el gobierno declara que cerca del 85% de la energía que utilizan es del tipo renovable, utilizando fuentes hídricas, eólicas, y recientemente también el CO2.

Desde este país, incluso generaron redes para informar sobre la reducción del CO2 y la aplicación del basalto para almacenarlo en el resto del mundo, fijando un plan que consta de flotas de barcos para transportarlo a los países que opten por hacerlo.

Deja una respuesta