Karina reveló en LAM cuál fue el detonante de su día de furia en La Academia

La Princesita contó la compleja situación personal y profesional que atraviesa y que ya está repercutiendo en su salud. “No tengo más ganas de seguir en esto”


El martes por la noche, Karina tuvo un ataque de furia en ‘La Academia’ después de bailar el Disco. La devolución de Ángel de Brito la hizo explotar y se despachó con una catarata de comentarios picantes por los que fue castigada duramente en las redes sociales.

La actitud desconcertó a todos, al punto que llegaron a decir que estaba borracha. Sin embargo, Karina pidió su derecho a réplica en LAM y terminó blanqueando algo que pocos conocían. “Es un tema que vengo arrastrando desde 2014. Tengo unos juicios pendientes que me hicieron mis músicos. Uno lo perdí hace un par de años y hace 10 días, me avisaron que perdí el segundo de los juicios… te juro que me mató porque fue el que pensé que ganaba seguro”.

Aunque algunos le atribuyeron la reacción al hecho de que este fin de semana, perdió dos familiares por COVID, Karina explicó: “No. Yo siempre pude separar muy bien eso… me acuerdo cuando murió mi abuela, a la noche hice función. No, esto es algo que me desestabilizó, es algo que me están diciendo… ‘tu trabajo no vale nada’. No saben lo mal, lo desamparada que yo me siento”.

“Demostré con papeles, con pruebas que fui explotada… Algún día me gustaría contar las cosas que me vengo guardando hace un montón. El martes me avisaron que es más plata de la que ya tuve que pagar una vez… el año pasado y el anterior, lo tuve que trabajar por nada porque lo que gané fue para pagar el juicio. Este año será igual y el otro… pero todavía me quedan 2 juicios más”.

Luego, fue directo a lo ocurrido el martes: “Ese día, cuando estaba en la pista y me dijiste ‘fue un loco’, me transformé. No sé qué me pasó porque siempre separo lo profesional de lo personal… no sé. Escuché, me fui… veía la cara de Jimena y no sé qué me decía… no estoy pudiendo y siento que no voy a poder. La semana pasada, se me durmió la cara. Ese día, me puse en blanco… estaba furiosa, me fui del programa y me sentía mal. Ojo, nada justifica lo que pasó, lo que hice… sé que estuvo mal. Está perfecto estuve soberbia, agrandada y maleducada… pero me salió así”.

Fuente: Revista Pronto

 

Deja una respuesta