La inflación en Estados Unidos llegó a su pico más alto: 7,9% interanual en febrero

En medio de la complicada situación internacional, el país norteamericano, que viene dando sanciones económicas a Rusia por el conflicto bélico, también parece estar en una situación complicada, mostrando los peores índices inflacionarios de su historia.

Estados Unidos registró un nuevo récord de inflación en febrero impulsada en particular por el aumento de los precios de la gasolina y la escases de petróleo en ese país, como consecuencia de la guerra que Washington y la OTAN impulsaron en Ucrania.

Los aumentos más notorios se dieron en el rubro de combustibles y energía, ya que la nafta en las estaciones de servicio marcó un récord en los últimos días y trepó ya casi un 40% en el último año.

Además, el gas aumentó un 23%; el fueloil, más de un 43%; la luz trepó un 9%, y alimentos como carnes, aves, pescado y huevos sufrieron un alza del 13 por ciento.

Impulsada por los crecientes costos en el combustible, los alimentos y las viviendas, los precios al consumidor tuvieron el mes pasado una crecida que no se veía desde 1982, según anunció este jueves la Oficina de Estadísticas Laborales.

Cabe recordar que los economistas encuestados por Reuters habían previsto que el IPC subiera un 0,8% y se disparara un 7,9% en términos interanuales; de este modo, la inflación ha superado con creces el objetivo del 2% fijado por la Reserva Federal.

Por esto, se espera que el banco central estadounidense comience a subir las tasas de interés el próximo miércoles para combatir la inflación, y los economistas esperan hasta siete subas de tipos este año.

Por su parte, el presidente Joe Biden responsabilizó al presidente ruso por esta caída económica en un comunicado en el que expresó:

“las familias están empezando a sentir los impactos del aumento de precios de Putin. Un gran contribuyente a la inflación este mes fue un aumento en los precios del gas y la energía a medida que los mercados reaccionaron a las acciones agresivas de Putin”.

Deja una respuesta