La pobreza llegó al 40,6%

El instituto nacional de Estadística y Censo informó hace algunas horas los índices de pobreza que sufrió nuestro país en la primera mitad del año.

El índice de pobreza alcanzó al 40,6% de la población en el primer semestre del año, lo que representó una baja de 1,4 puntos porcentuales respecto al 42% que hubo último semestre de 2020.

Por su parte la incidencia de la indigencia, es decir la cantidad de personas que no llegan a cubrir la canasta alimentaria más elemental, se elevó al 10,7% respecto del 10,5% que se observó en los dos semestres previos.

Se estima que son unos 18,6 millones los argentinos que no llegan a cubrir la canasta básica y, de ellos, 4,9 millones los que no tienen ingresos para comprar la canasta alimentaria.

En cuanto al “avance” que se hizo desde 2020 a ahora, este se explica con el hecho de que las canastas regionales aumentaron en promedio un 28,4% la  alimentaria y 25,5% la total.

Por su parte, el promedio del ingreso total se elevó en 32,4%.

Es decir, los ingresos en el período estudiado aumentaron más que las canastas, lo que explica la reducción de la tasa de pobreza del conjunto de la población en el promedio del semestre.

Con una pobreza del 40,6% a nivel nacional al cierre del primer semestre, huno aglomerados urbanos que llegaron a ubicarse por encima de ese promedio.

Entre estos están Resistencia, en Chaco, con el 51,9; la ciudad de Santa Fe, 50,5%; Santiago del Estero, con el 50,2%; Formosa, 47%; Córdoba, 46,6%; Tucumán, 46,2%; San Luis, 44,3%; Mendoza, con el 43,7%; y los partidos del Gran Buenos Aires, con 45,3%.

Por regiones, las mayores incidencias de la pobreza en personas se observaron en el Noreste (NEA), 45,4%; y Noroeste (NOA), 44,7%.

Las menores, por su parte, se dieron en las regiones Patagonia, 34,4%; y Gran Buenos Aires, con el 39,2%.

Deja una respuesta