Los Pumas debutarán ante Inglaterra

World Rugby realizó el sorteo del fixture de la Rugby World Cup – Francia 2023 y los Pumas debutarán ante Inglaterra. Será el 9 de septiembre, en Marsella.


Así lo reveló en la mañana del viernes World Rugby al dar a conocer el calendario de encuentros del próximo Mundial, cuando todavía faltan dos años y medio para su realización.

En su segunda presentación, los Pumas se enfrentarán al ganador de la eliminatoria de Oceanía el viernes 22, en el Stade Geoffroy Guichard de Saint-Étienne; el rival será Samoa o Tonga. Ocho días más tarde, el sábado 30, se mudarán a Nantes para enfrentarse al segundo de la eliminatoria americana, que seguramente se dirimirá entre Estados Unidos, Uruguay o Canadá, en el Stade de la Beaujoire.

Finalmente, el cierre del grupo y posiblemente con la clasificación a cuartos de final en juego, se enfrentarán a Japón, también en Nantes.

El fixture de Los Pumas en Francia 2023
El 9 de septiembre vs. Inglaterra, Marsella.
22 de setiembre vs. Oceanía 1, en Saint-Étienne.
30 de setiembre vs. América 2, Nantes.
8/10 vs. Japón, Nantes.

Scrum si, scrum no, 
la polémica continúaLa polemica esta a la orden del día: Scrum si, scrum no. Cada vez que esta formación cenital para el rugby es objeto de debate, sube el tono de adherentes y detractores. En esta oportunidad, la reacción es casi unánime. Jugadores y entrenadores se oponen al dictamen de la Unión Argentina de Rugby (UAR) de comenzar la temporada prescindiendo del scrum.

Algunos de manera tajante, otros más mesuradamente. Son tan solo algunas de las expresiones recolectadas por el diario La Nación respecto a la determinación de la UAR de reanudar la competencia con scrum simulado, o tira-saca. Es decir, los jugadores se forman, pero no hay empuje y el equipo que arroja la pelota la hookea y retiene la posesión sin disputa. La UAR tomó esta decisión para evitar lesiones graves tras una inactividad de un año y medio por la pandemia y la justificó en base a un trabajo que viene realizando hace varios años.

“El año pasado tuvimos muchas reuniones con presidentes de uniones y de clubes de todas las provincias y veíamos este año como una transición luego de tanta inactividad. La prioridad era que el club volviera a tener vida. La competencia quedaba en segundo lugar. Si vemos que es seguro, va a volver el empuje”, justificó Gabriel Travaglini, vicepresidente de la UAR.