María Becerra contó que fue víctima de abuso en la secundaria y que cinco compañeros intentaron violarla

La joven estuvo en PH, donde reveló un difícil momento que atravesó en el baño del colegio y que la preceptora no hizo nada al respecto


María Becerra estuvo invitada a PH, Podemos Hablar, y reveló un terrible suceso que vivió durante la secundaria. La joven cantante contó que fue víctima de un abuso y que la preceptora no hizo nada.

La artista de 21 años que ha saltado a la fama de manera abrupta, recién ahora se está animando a salir en los canales de televisión para dar entrevistas. Su primera aparición fue en Los Mammones y el sábado en PH.

La cantante participó de lleno en el programa de Andy y contó que su adolescencia fue muy difícil, debido a que la pasó muy mal en la secundaria. “La pase muy mal en el colegio, mucho bullying. El 2012 fue el peor año de mi vida”, comenzó a contar María.

Pero a medida que el relato avanzaba, la intérprete de “Miénteme” sumaba detalles aún más escalofriantes. “Entré a colegio y antes era normal que entraras a un boliche o en el colegio y que te tocaran el culo o te manosearan. Y yo iba a la dirección y me mandaban a mí a la psicopedagoga… Ahí nació mi obsesión con usar ropa holgada. Y es el día de hoy que no uso vestidos ni shorts ni polleras”, agregó.

Luego, ya adentrada en un clima de confianza, contó un intento de abuso que sufrió por parte de sus compañeros del colegio: “Me golpeaban porque era la única mujer y me tomaban de punto, pero también aprovechaban y me manoseaban. Y yo no le decía nada a mi mamá, porque me hacían creer que era mi culpa. He llegado moretoneada y con el labio cortado porque me pegaban feo. Y yo nunca decía nada”.

Luego cerró contando un hecho estremecedor: “Hasta que llegó un día en el que cinco compañeros, que me pegaban siempre, me llevaron al baño y me tenían uno de cada mano, me tuvieron las piernas y me empezaron a querer sacar la ropa. Intentaron abusar de mí. Y ahí pasó una preceptora y yo estaba gritando y la nada misma. Me salvó que tocara el timbre, porque si no, no sé qué hubiera pasado. La preceptora no hizo nada”.

Deja una respuesta