Ni olvido, ni perdón: Alemania aún busca justicia contra el nazismo y ser anciano no es excusa

76 años después de la finalización de la segunda guerra mundial, algunos genocidas aún no se arrepienten de acompañar al dictador Adolf Hitler


Los exjerarcas que acompañaron a Adolf Hitler en el genocidio nazi de la Segunda Guerra Mundial afrontan aún el llamado de la Justicia alemana, 76 años después de la finalización de ese conflicto bélico. Centenarios, enfermos y en algunos casos, sin arrepentimientos.

Aunque no muy largo por los años que han pasado, hay un historial de juicios a estos ex soldados nazis en Alemania. Por ejemplo,  el caso de Bruno Dey en 2020, una Corte de Hamburgo sentenció al anciano de 96 años, exguardia del campo de concentración de Stutthof, Polonia, por haber colaborado con el asesinato de las 5.230 personas.
Sin embargo, Dey tuvo una excusa cuando se presentó ante la Justicia: era un adolescente cuando ocurrieron los hechos, por lo que fue procesado por un tribunal juvenil y recibió una sentencia suspendida de dos años de cárcel.

Recientemente, el 16 de julio de 2021 para ser exactos, un tribunal del norte de Alemania abrió un procedimiento contra una exsecretaria del campo de concentración nazi en Stutthof, por su complicidad en más de 11.000 casos de asesinato e intento de asesinato. La mujer de 96 años, identificada como Irmgard F, deberá presentarse ante los jueces el próximo 30 de septiembre. Curiosamente, se llevará a cabo en un tribunal de menores ya que se considera la edad que tenia al momento de sus crímenes.

Otro acusación actual es la de un exguardia de un campo de concentración nazi, de 100 años de edad, quien será procesado en Alemania en octubre según informaron el pasado lunes, acusado de complicidad con 3.518 homicidios en el campo de Sachsenhausen en Oranienburg, al norte de Berlín, entre 1942 y 1945. El sospechoso, del cual no se conoce nombre, fue imputado por su complicidad en el “fusilamiento de prisioneros de guerra soviéticos en 1942”, y por el homicidio de detenidos usando el gas venenoso Zyklon B, un pesticida a base de cianuro creado en Alemania en 1920.

 

 

Fuentes: Télam

Deja una respuesta