Pese a las restricciones y los casos, las fiestas clandestinas siguen aumentando

La Policía clausuró 12 festejos ilegales. Todos fueron en localidades del interior. En enero, las fuerzas de seguridad cerraron más de 100 fiestas, en distintos puntos.


Mientras continúa la restricción de circulación nocturna (entre las 2 y las 6) y comenzaron a aumentar los casos de coronavirus, efectivos de la Policía de Salta siguen clausurando fiestas clandestinas. El viernes por la noche fueron 12, todas en el interior de la provincia.

Efectivos de las distintas Unidades Regionales de la Provincia continúan con los operativos preventivos de seguridad, en el marco de la emergencia sanitaria para dar cumplimiento a las exigencias dispuestas por el Comité Operativo de Emergencia. En ese contexto, la noche del viernes se detectaron 12 fiestas clandestinas en toda la provincia en los municipios de Tartagal, Orán, Salvador Mazza, Embarcación, El Quebrachal y Metán. Se hicieron las consultas judiciales correspondientes y se infraccionaron a los responsables y concurrentes. Desde la Policía advirtieron que las infracciones pueden llegar hasta $135 mil, según determine la autoridad judicial interviniente.

Las fiestas clandestinas son el ambiente propicio para el contagio y propagación del coronavirus y lo alarmante es que no paran y van en aumento. Las chicas y los chicos buscan constantemente la manera de armar juntadas y violar las normas impuestas en el marco de la pandemia.

A través de las redes sociales se puede advertir cómo los vecinos dan cuenta de muchas más fiestas ilegales, que pese a las denuncias los policías no llegan a intervenir.

La noche del viernes se realizaron 2.855 procedimientos de seguridad sanitaria en toda la provincia y se labraron en total 423 actas de infracción por distintos incumplimientos a las medidas de seguridad sanitaria en su mayoría por no usar tapaboca y transgredir el horario permitido de circulación.

Se hicieron patrullajes activos, controles vehiculares y también en comercios y locales gastronómicos, donde se infraccionaron a 10 de ellos por incumplimientos de los protocolos sanitarios y 2 fueron clausurados de manera preventiva.

Cabe destacar que en lo que va del año, la Policía de Salta realizó 113.976 operativos de seguridad sanitaria en el territorio provincial con el objetivo de reforzar el servicio de seguridad y dar cumplimiento a las disposiciones establecidas por el COE ante la pandemia COVID-19.

Cifras complicadas

A pesar de la restricción de la circulación de personas entre las 2 y 6 de la mañana en la provincia (excepto esenciales), enero cerró con más de 100 fiestas clandestinas clausuradas por la Policía de la Provincia.

Así los festejos prohibidos se incrementaron en los últimos tres meses, superando en este enero la barrera de la centena a razón de 3,3 reuniones por día.

En diciembre pasado la Policía de Salta había desarticulado 61 fiestas, lo que fue un promedio de 2 por día, mientras que en noviembre de 2020 fueron 42 las juntadas ilegales detectadas.