Poca concurrencia en la feria de libros del Parque San Martin.

En una visita al lugar, los testimonios aseguran la caída de las ventas.


La feriante señala que la venta ha bajado considerablemente en el último tiempo a pesar de la flexibilización. “La gente no tiene plata y además todo está digitalizado”.

Para aquellos que se dedican a este rubro de venta de libros en versión papel, la nuevas tecnologías y el traspaso de las lecturas al soporte digital, han convertido los valores de ganancia en una situación alarmante.

Durante la cuarentena (según confirma el informe del Libro Argentino realizado por la Cámara Argentina del Libro (CAL)) hubo una digitalización masiva de ediciones y cambios de soporte. El 63 por ciento de las novedades son versiones digitales de una edición en papel que se había registrado con anterioridad. Por ende, la compra y venta de libros físicos, casi que ha desparecido.

Además, La trabajadora asegura que a pesar de las ofertas y los diversos mecanismos atractivos para retomar el rumbo, el negocio de venta y compra de libros sufre una caída que se agudiza

Deja una respuesta