River podría jugar a puertas cerradas tras los incidentes en el superclásico

El partido del domingo ante Boca Juniors, además de dejar una derrota en el camino del actual campeón argentino, River Plate, podría dejarlo sin público para próximos partidos.

Durante el encuentro se vivieron varias irregularidades en las gradas con los hinchas, ya que se reportaron varios incidentes, y de hecho se vió en televisión la presencia de personas con bengalas, las cuales están prohibidas en el ingreso al predio.

Ocurre que la fiscalía de la UFEEM (Unidad Fiscal Especializada en Eventos Masivos) de la Ciudad de Buenos Aires inició de oficio causas por exceso de aforo y por omisión de recaudos del club organizador.

Según le dijeron fuentes de esa fiscalía a LA NACIÓN, de acuerdo a cómo avance esa causa el equipo que conduce Marcelo Gallardo podría jugar al menos un partido a puertas cerradas.

En principio, no correría riesgo de clausura el Monumental, aunque eso recién se determinará cuando se terminen de analizar todos los elementos a disposición. Al momento, se labraron 70 contravenciones.

En tanto, el comunicado de River ante la situación detalla:

“El Club Atlético River Plate informa que accedieron hoy al Monumental cerca de 70.000 hinchas en un operativo que contó con 1.264 policías, 900 vigiladores privados de TECH, 533 controles de UTEDyC y 235 molinetes de control de ingreso al Estadio a nivel perimetral y de puertas”.

“A pesar del importante despliegue de personal y recursos, lamentamos informar que se registraron incidentes en los molinetes perimetrales ubicados en la calle Udaondo, a la altura de la estación de servicio Shell, cuando un grupo de personas intentó pasar por la fuerza ese control y acceder a las puertas del Estadio”.

“De ese grupo, la mayoría pudo ser contenida por personal policial (algunos quedaron detenidos), mientras que otros llegaron hasta la puerta U de Tribuna Belgrano, que fue cerrada para evitar el ingreso de personas sin entradas al Estadio. Controlado este incidente, a las 19 horas comenzó el partido con normalidad”.

“Sin perjuicio de lo mencionado anteriormente, aquellos socios y miembros de Somos River que en el día de hoy hayan intentado ingresar al Monumental sin abono (TLM) ni entradas, afectando el normal ingreso al partido de los que sí estaban habilitados, serán sancionados y se les prohibirá el acceso al Club y al Monumental por seis meses”.

“Asimismo se procederá a suspender por un año a los socios y miembros de Somos River que sean identificados -a través de las cámaras del sistema de control y vigilancia del Club- como responsables de los incidentes que tuvieron lugar cuando los jugadores de Boca Juniors se retiraban del campo de juego”.

Deja una respuesta