Rusia advirtió “consecuencias que nunca se han visto” para quienes intervengan en el ataque a Ucrania

Luego de algunos días de conflictos del tipo más diplomático, finalmente sucedió lo que la comunidad internacional temía, y es que Rusia atacó militarmente a Ucrania y comenzó con la invasión.

Rusia inició este jueves una invasión a Ucrania con bombardeos en todo el país, y el presidente Vladimir Putin desestimó condenas y sanciones internacionales y advirtió que cualquier intento de intervención tendrá “consecuencias que nunca han visto”.

La capital del país, Kiev, y la segunda ciudad en importancia, Jarkov, fueron blanco de los primeros bombardeos y cortes en la energía eléctrica tras el anuncio de Vladimir Putin del comienzo de una “operación especial” en ese país para proteger a las minorías prorrusas.

“He tomado la decisión de una operación militar especial”, declaró Putin en televisión.

El presidente ruso pidió “deponer las armas” a los ucranianos y argumenta la “operación militar especial” para “defender y proteger” a la ciudadanía.

Putín llamó a los militares ucranianos a deponer sus armas, y a los civiles a cooperar. Prometió represalias contra quienes interfieran en la operación rusa en Ucrania.

Este también advirtió que quienes “intenten interferir con nosotros (…), deben saber que la respuesta de Rusia será inmediata y conducirá a consecuencias que no han conocido jamás”.

En el discurso especial con el que justificó el ataque, Putin aseguró que “Rusia responderá instantáneamente si cualquier fuerza externa intenta interferir”.

Además, aseguró que “toda la responsabilidad por el derramamiento de sangre recaerá sobre la conciencia del régimen gobernante en Ucrania”.

El Gobierno ucraniano dijo que al menos 40 personas murieron hasta ahora en lo que calificó de “guerra a gran escala” iniciada por Rusia desde el este, norte y sur del país vecino.

Sin embargo, algunas horas después, los medios de comunicación confirmaron la muerte de otras veinte personas.

La Guardia Fronteriza ucraniana dijo que fuerzas terrestres rusas habían ingresado en la región de Kiev, la capital.

En respuesta, la OTAN acordó reforzar sus fuerzas aéreas, terrestres y marítimas en el flanco este de la alianza militar liderada por Estados Unidos, cerca de las fronteras de Ucrania y Rusia.

Deja una respuesta