Rusia utiliza delfines militares entrenados para proteger su base naval en el Mar Negro

En el contexto de la guerra de Rusia y Ucrania, con el constante roce con las potencias como Estados Unidos y el Reino Unido, ayer, desde el gobierno norteamericano confirmaron la presencia de delfines entrenados rusos en el Mar Negro.

Las Imágenes de satélite fueron captadas en Maxar Technologies de Sebastopol (Crimea) y muestran el despliegue ruso de dos corrales con delfines para proteger una base naval del Mar Negro durante su invasión de Ucrania, según el Instituto Naval de los Estados Unidos (USNI), que analizó las imágenes.

Según explica HI Sutton, analista especializado en Defensa en USNI News, Sebastopol es la base naval más importante de la Armada rusa en el Mar Negro.

Los delfines pueden tener la tarea de realizar operaciones de contrabuceo, un papel tradicional para el que tanto EEUU como Rusia han entrenado a los mamíferos marinos.

Esto podría evitar que las fuerzas de operaciones especiales ucranianas se infiltren en el puerto bajo el agua para sabotear los buques de guerra.

La base naval de Sebastopol es crucial para el ejército ruso, ya que se encuentra en el extremo sur de Crimea, que Moscú tomó en 2014. Según el análisis de la USNI, muchos de los barcos rusos anclados allí, aunque fuera del alcance de los misiles, son potencialmente vulnerables a los ataques submarinos.

Ucrania también entrenó delfines en un acuario cerca de Sebastopol, en un programa que nació de un esquema de la era soviética que cayó en desuso en la década de 1990.

Durante la guerra fría, tanto EE.UU. como la Unión Soviética desarrollaron el uso de delfines, cuyas capacidades de ecolocalización pueden permitirles detectar objetos bajo el agua, como minas.

Estados Unidos ha gastado al menos 28 millones de dólares en el mantenimiento de sus propias tropas de delfines y leones marinos, que también se pueden entrenar, para ayudar potencialmente en los conflictos.

Deja una respuesta