El Gobierno suspendió por 30 días las exportaciones de carne vacuna y el campo mostró su disgusto

El presidente Alberto Fernández se pronunció al respecto y aseguró que es una medida orientada a contener la presión sobre los precios, luego de advertir que “celebra” que la Argentina exporte carne.


El Gobierno nacional suspendió por 30 días las exportaciones de carne vacuna, una medida orientada a contener la presión sobre los precios que se viene registrando en los últimos meses, confirmó este lunes el Ministerio de Desarrollo Productivo.

La decisión fue comunicada este lunes por el presidente Alberto Fernández a representantes del sector nucleados en el Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas ABC, a quienes aclaró que la misma podría levantarse antes si se observan “resultados positivos” por la aplicación de esas y otras medidas que se dispondrán.

La suspensión de las exportaciones por 30 días se determinó “como consecuencia del aumento sostenido del precio de la carne vacuna en el mercado interno” y forma parte de “la instrumentación de un conjunto de medidas de emergencia”.

Se buscará, de esta manera, ordenar el funcionamiento del sector, restringir prácticas especulativas, mejorar la trazabilidad de las exportaciones y evitar la evasión fiscal en el comercio exterior.

La reacción (previsible) del campo

En el agro se demostró disgusto. “Es un error el cierre de exportaciones de carne. Marcha atrás para el desarrollo y crecimiento de la ganadería. Vamos camino a un cese de comercialización”, dijeron desde CRA.

“El cierre de exportaciones de carne por 30 días es un error y un paso atrás en todo sentido. Causará un daño irreparable a un sector productivo que ha demostrado que genera empleo y actividad en todo el territorio nacional. La decisión destruye la imagen de Argentina como proveedor confiable y volveremos a regalarle los mercados a nuestros principales competidores. Y lo peor de todo, tal cual lo demostró la reciente historia del kirchnerismo, en nada va a contribuir a bajar los precios especialmente en el largo plazo. El daño que provoca la medida va a disminuir la oferta de carne, haciendo que los precios terminen subiendo como ya ocurrió en el pasado. Es inconcebible que se elijan recetas que ya fracasaron a falta de las soluciones de fondo que Argentina necesita. Vamos a juntarnos de inmediato con la Comisión de Enlace, para ejercer un rechazo total a esta nefasta medida”, dijo Daniel Pelegrina de la Sociedad Rural Argentina (SRA).

En tanto, la entidad cooperativista Coninagro expresó “profundo desacuerdo ante la medida anunciada por el gobierno” y aseguró que “la base de productores de Coninagro sostiene su descontento y preocupación ante medidas aisladas e inconsultas”.

En un contexto de demanda baja, las exportaciones ofrecían una salida para los productores. De hecho, eran récord hasta marzo (ver cuadro).

Deja una respuesta