Sesión de la OEA: Argentina condenó la muerte de un preso político en Nicaragua

Nuestro país apoyó este viernes una declaración contra Nicaragua en la Organización de Estados Americanos (OEA) por la situación de presos políticos.

La sesión de la OEA se extendió durante casi dos horas, y la resolución condenatoria que exige “la liberación inmediata de los presos políticos en Nicaragua” fue aprobada por 27 estados miembros.

Esta votación terminó con el apoyo de 25 países contra 1. La Argentina volvió así a alinearse con las condenas que impulsa Estados Unidos entre otros países y abandonar la senda de la abstención que había expresado antes.

La semana pasada falleció Hugo Torres, dirigente político encarcelado bajo el régimen del presidente nicaragüense, Daniel Ortega.

Cabe recordar que El 13 de junio de 2021, la policía secreta de la dictadura sandinista detuvo a Torres en medio de una ola de arrestos enviada por Ortega para eliminar la oposición política en Nicaragua. Y ocho meses después, en la cárcel de Chipote, Torres fue hallado muerto en su celda.

El documento al que adhirió María Cecilia Villagra, representante argentina ante la OEA ante el pedido de licencia de su embajador Carlos Raimundi -quien apoyó a Nicaragua, Venezuela y Cuba- se titula “Declaración sobre la liberación inmediata de los presos políticos”.

“Nos preocupa profundamente la muerte en Nicaragua el 12 de febrero de Hugo Torres, preso político detenido, desde su arresto en junio pasado, en condiciones infrahumanas, como tantos otros que están presos por sus ideas políticas. Las circunstancias de su arresto y su prematura muerte son una dolorosa injusticia para él y su afligida familia, y una afrenta a los valores a los que se adhieren nuestras naciones”, denuncia el documento.

Argentina ya había condenado la existencia de presos políticos en Nicaragua -el pasado 15 de junio-, en una declaración que compartió con México. Y casi una semana más tarde llamó a consulta al embajador Daniel Ortega, en repudió a nuevas redadas ilegales ejecutadas por la dictadura.

En este contexto, la novedad consiste en observar como la Cancillería ahora comparte la misma mirada que el Departamento de Estado tiene al momento de condenar la muerte del preso político Torres.

Deja una respuesta