Un hombre fue condenado por invadir un domicilio con el objetivo de agredir a su ex

Un hombre de 36 años fue condenado condicionalmente esta mañana por sus actos impulsivos y violentos en contra de su ex pareja.

El hecho denunciado por la mujer fue que el hombre, que según ella relata, es alcohólico y violento, y con el cual estaba separado hacía ya algún tiempo, ingresó a una casa ajena con el objetivo de golpearla.

Esta situación se dio cuando, en una fiesta a la que había asistido el hombre con sus dos hijos, la mujer no llegaba a buscarlos.

Como a las 5 de la mañana, su expareja le envió un mensaje preguntándole a qué hora buscaría a los chicos. Ella le respondió que enseguida iba. Poco después escucharon que alguien golpeaba la puerta: era el imputado, alcoholizado, quien ingresó al inmueble violentamente con intenciones de agredirla.

La denunciante logró huir, subió a su auto y él la siguió en su motocicleta, intentando detenerla, s sin embargo, por su estado de ebriedad, el acusado perdió el control del rodado y cayó al suelo. Ella llamó al Sistema de Emergencia 911 y, al arribar el móvil, el sujeto fue demorado.

El sujeto de 35 años fue condenado a seis meses de prisión de ejecución condicional por resultar autor penalmente responsable de los delitos de desobediencia judicial y violación de domicilio, en concurso real.

El imputado resultó condenado en un juicio abreviado presidido por el juez Martín Fernando Pérez, quien el fijó una serie de obligaciones que deberá cumplir durante dos años.

Entre ellas, abstenerse de ejercer actos de violencia física o psíquica en contra de la denunciante y de su grupo familiar; abstenerse de usar estupefacientes y de abusar de bebidas alcohólicas; realizar tratamiento psicológico previo diagnóstico de un profesional por sus impulsos violentos y –eventualmente- por el consumo problemático de bebidas alcohólicas. Todo ello con apercibimiento de revocarse la condicionalidad de la pena dictada.

Deja una respuesta