Venezuela se prepara para una jornada electoral “limpia”

Mañana, domingo 21 de noviembre, se realizarán las elecciones legislativas en Venezuela, y muchos organismos internacionales dicen tener sus ojos puestos en lograr que se realicen de la manera más limpia posible.

Se juegan 3000 cargos, entre gobernaciones alcaldías y concejos municipales, y cualquier retroceso de la oposición, que en 2017 se quedó con cuatro estados la puede dejar en desventaja de cara a las elecciones de 2024, cuando Venezuela elegirá presidente.

Más allá de redefinir el poder regional, los comicios medirán la credibilidad del sistema electoral tras una marcada abstención en procesos anteriores.

En los comicios parlamentarios de diciembre de 2020, esta cifra alcanzó el 70%.

Entre el cansancio político y el agobio por las fallas en los servicios públicos, más de 21 millones de electores tienen horas para decidir si participarán o no, y a quién votarán.

El Gobierno venezolano por primera vez autorizó la presencia de observadores electorales extranjeros después de 15 años.

Por su parte, la mayoría de la oposición vuelve a competir tras abstenerse de concurrir a los comicios presidenciales de 2018 y los parlamentarios de 2020.

Al mismo tiempo, el oficialismo y la oposición irán a las elecciones del domingo con una fragmentación nunca vista, reflejada en que habrá 12 candidatos para la gobernación del estado Anzoátegui y 16 para la alcaldía de Ciudad Guayana, el Municipio más grande del este del país.

En estas elecciones participarán un total de 70.244 postulantes para 3.082 cargos.

La ausencia en las últimas elecciones le costó a la oposición que el gobierno se quedara con el último poder que le faltaba controlar, la Asamblea Nacional.

Ahora, estos nuevos comicios le podrían servir para recobrar protagonismo, si logra superar sus internas.

Deja una respuesta