Cinthia Fernández empezó a vender contenido erótico: “Necesito la plata”

Tal como empezaron a hacer otras famosas del ambiente, como la actríz Florencia Peña, la mediática Silvina Luna, y Candelaria Tinelli, la hija del conductor, entre otras, la panelista de Momento D,  se sumó a una plataforma para vender contenido erótico.

Esta permite a los seguidores acceder a contenido exclusivo de las prestadoras, a cambio de una suscripción que se paga en dólares.

Hace ya algunos meses, la bailarina había contado que tuvo contacto con las plataformas para empezar con el trabajo.

“Los cachets están entre 3 mil y 10 mil dólares mensuales, más comisión”, había dicho la panelista de Momento D. Y luego agregó: “Yo estoy negociando, a mí me ofrecieron muy buena plata”.

“No quería hacerlo, pero yo necesito la guita y la propuesta económica es buena”, expresó la mediática en una entrevista con LAM.

Esta aclaró las dudas que tuvo al respecto y agregó: “Yo necesito la guita porque mantengo toda mi casa y tengo muchísimos gastos. Me sirve la guita. Para mí es como un laburo, tengo que trabajar de sexy y lo hago”.

Con respecto a sus hijas, comentó que si alguna vez le preguntan sobre esto, ella les va a contar todas las razones de por qué decidió hacerlo.

“Antes era una carnicería, eras la trola del año”, dijo y aclaró que actualmente ya no se juzga tanto ni es tan mal visto por la sociedad.

Además, contó en qué se basa lo que ella realiza en esta aplicación: “Yo no estoy teniendo sexo con nadie. Yo elijo el contenido que quiero. No me pongo en pelotas total. A mí no me toca nadie”.

La panelista eligió sumarse a la misma plataforma que las mencionadas artistas, llamada Divas Play, cuya suscripción tiene un valor de 15 dólares por mes.

Cabe recordar que, en los inicios de su carrera, Cinthia se viralizó en las redes sociales con un video para adultos en el que utilizaba el seudónimo Abbey Díaz, pero luego se cuidó de aceptar trabajos de este estilo debido a que se convirtió en mamá de Charis, Bella y Francesca.

Deja una respuesta