En Salta no se aplica el criterio de conductor alternativo en caso de alcoholemia positiva

La Municipalidad de Salta busca estar en cada detalle para resguardar el orden y garantizar la seguridad de los ciudadanos. Es por ello que, para que los conductores sean conscientes al momento de manejar, en la ciudad no se aplica el criterio de conductor alternativo en caso de alcoholemia positiva.

Es decir, que desde la Secretaría de Tránsito y Seguridad Vial advierten que en caso de haber bebido, el vehículo será secuestrado sin la posibilidad de que otro conductor se lo lleve.

Además de que el rodado sea trasladado al canchón, también se retendrá la licencia de conducir, se labrará un acta de infracción y se aplicará una multa que tendrá un piso de $150 mil. A ese valor habrá que sumarle los gastos de acarreo hasta el canchón y la estadía en el mismo.

Cabe aclarar que no existe la opción de abonar de manera voluntaria para que el costo sea menor y que el Tribunal de Faltas puede aumentarlo si el conductor no colabora con el procedimiento o si es reincidente, entre otros casos.