La fiscal actuó por oficio y tras un abordaje socioambiental, detuvieron a un hombre por violencia de genero

La fiscal Penal 2 de Violencia Familiar y de Género, Luján Sodero, imputó a un hombre de 45 años por lesiones leves agravadas por la relación de pareja y género, amenazas, coacción y amenazas con armas, en concurso real.

La causa surgió gracias a compañeros de trabajo de una mujer que advirtieron que la mujer era víctima de violencia de género y dieron aviso a las autoridades.

En esta, aseguraron que la mujer recibió una videollamada de su pareja y la amenazó de muerte y a sus compañeros.La empleada se negó a radicar denuncia y se retiró del trabajo.

Intranquilos, los trabajadores del hospital aseguraron que intentaron comunicarse con ella, pero recibieron audios del hombre en los que les decía que si continuaban llamando realizaría nuevos actos de violencia contra la víctima. Los mensajes fueron acompañados de fotos de lesiones infringidas a la víctima.

Los compañeros de trabajo aseguraron que la mujer “Llega haciendo videollamada con él. Le controla todo”; “la cela con un compañero de trabajo. A él fue a amenazarlo a la casa”; “Ella es un ente. No habla. Está muy flaquita. Falta mucho”; “Ella lo tiene que llamar permanentemente. Le tiene que contar lo que está haciendo”; y “Él la va a matar. Es peligroso en serio”, entre otros testimonios. Además, distintas personas aseguraron que una oportunidad el hombre se presentó en el hospital con un arma y fue detenido por el personal de Seguridad”.

La fiscal investigó el caso y, pese a la ausencia de denuncia de la propia víctima, imputó al hombre por lesiones leves agravadas por la relación de pareja y género, amenazas, coacción y amenazas con armas, en concurso real.

Además, Sodero solicitó al Juzgado de Garantías el allanamiento y detención del hombre por considerar que existía riesgo de vida para la víctima, medida que fue concretada por lo que ahora se encuentra alojado en la Alcaidía General de la Provincia.

La decisión de la Fiscal Penal 2 de Violencia Familiar y de Género encuentra su correlato en los testimonios de sus superiores y compañeros de trabajo, familiares y vecinos y en el informe realizado por el Equipo de Desarrollo Social y Psicología de la Fiscalía que determinó que la mujer se encuentra en alto riesgo, así como sus hijas de 13 y 10 años.  Por esto, Sodero dio intervención a la Asesoría de Menores e Incapaces y a la Secretaría de la Niñez y la Familia.

Deja una respuesta